martes, 31 de mayo de 2011

Coaching en Acción: El arte de soplar brasas

Esta es una obra de fusión de múltiples disciplinas que integran el Coaching de estos tiempos, en la percepción de Leonardo Wolk. El objetivo es llegar a quienes desean ir más allá de su campo de actividad convencional y profundizar el conocimiento de esta disciplina que se ocupa de la gestión interpersonal como líder, consejero, asesor, detective, provocador y “alquimista”. Mostrando la actualidad de la sabiduría intemporal de la humanidad, Wolk incluye a lo largo de la obra narraciones de diferentes tradiciones, ejemplificando sobre el proceso de supervisión y guía de las personas en las empresas. Trata por igual de los procesos y herramientas convencionales, del discurso, del feedback en la función y del lenguaje de la emoción así como de la investigación de sus causas y del análisis de las acciones, explorando la aplicación de toda la batería teórica entre los cuadros funcionales de las empresas. Examina también los métodos más en boga dentro del entrenamiento ontológico, como el role play o las técnicas de psicodrama. Difunde su propia carta abierta a los jóvenes coaches, en la que recomienda evitar los diagnósticos apresurados por sobre todas las cosas y confiar en la propia espontaneidad. Trabajar artesanalmente con cada empleado de la empresa, prestando atención a la remoción de los propios sentimientos y acompañando las transformaciones de las personas tratadas con la propia transformación. Ofrece además diálogos modelo, como ejemplo de casos virtuales, a través de los que delinea un desempeño lúcido y flexible del coach. Parafraseando sus palabras, muchas veces observa su profesión como un fuego sagrado cuando está casi apagado, ¡pero está!, entonces se pone a soplar las brasas, a estimular el resurgimiento de la capacidad de ser un facilitador atento y diligente, un socio facilitador del aprendizaje de la vida. Y entonces brota el fuego.

Fuente

No hay comentarios: