domingo, 15 de mayo de 2011

El Coaching Transaccional

“Lo mejor que tenemos es nuestra gente”, “Los recursos humanos son fundamentales en nuestra empresa”, “Lo importante es nuestro capital humano”, “En los tiempos de crisis es bueno mantener una comunicación fluida con la gente”, etc. Estas y muchas otras frases solemos escuchar en las empresas. ¡Basta de hablar!  Como dijo Shakespeare: Nada más elocuente que la acción.

Todos sabemos que lo fundamental en una organización es su Capital Humano. Pero ¿que hacemos para que este se sienta bien, crezca y se fortalezca?.
Seguramente Ud. en momentos de crisis ha sentido la necesidad de contar con herramientas que lo ayuden a lidiar con sus problemas internos y con los que se reflejaban en su realidad externa.

El Coaching Transaccional está dirigido a desarrollar, ampliar y reconocer el potencial de sus miembros, teniendo en cuenta que todos colaboran y crean a la organización con su labor diaria.
En tiempos de crisis permanente como los actuales, las empresas cada vez mas dicen: “Queremos algo que nos resuelva el problema ya”.

Es importante estimular el desarrollo de autoestima del capital humano, es decir, proveer la oportunidad para que las personas se conozcan, se valoren, se organicen. Sólo esto permite atravesar las crisis de manera exitosa.

¿Que significa coaching?
La palabra “coach” proviene originariamente de las prácticas deportivas y luego se introdujo en el mundo de las organizaciones. En el proceso de coaching se parte de la premisa de que el coachee (quien recibe el coaching) es la persona misma que cuenta con la mayor y mejor información para resolver las situaciones a las que se enfrenta. En vez de enseñar, el coach facilita al coachee a que aprenda de sí mismo.
Se escucha mucho hablar de “coaching”, y pareciera que estuviéramos hablando de lo mismo, sin embargo, hay diferentes técnicas que ofrece el mercado.

Al hablar del coaching tradicional, estamos hablando de aquel coaching que se centra en el uso del lenguaje y cómo éste determina nuestros comportamientos y emociones. Es decir que, se trata de técnicas unidireccionales basadas en la aplicación del lenguaje.

En cambio el coaching transaccional, potenciado con técnicas de otras disciplinas, abarca transformaciones mucho más profundas de la conducta humana. Entendiendo por conducta las distintas manifestaciones de la personalidad (el pensar, el sentir, el hablar y el actuar). ¿Alguna vez le ha pasado encontrarse con enfoques que resultan muy interesantes como información a saber, pero que en la práctica no resuelven sus problemas en profundidad? El coaching transaccional es un enfoque que abarca infinidad de situaciones y brinda soluciones concretas dirigidas a solucionar la esencia de los problemas.

Una de las principales diferencias entre el coaching tradicional y el transaccional es que el primero no utiliza una metodología claramente definida y además es de difícil comprensión. El coaching transaccional está basado en un lenguaje definido y claro, de fácil comprensión para cualquier individuo. Muy probablemente Ud. haya vivido en carne propia encontrarse con técnicas de difícil comprensión, que sonaban muy bien, pero inentendibles y muy difíciles de poner en práctica. Nuestros clientes nos indican con frecuencia que nuestras técnicas son de fácil comprensión y aplicación, tanto en forma personal como grupal y aplicables a cualquier nivel.

¿Porque Coaching Transaccional?
El Coaching Transaccional está basado en la aplicación de técnicas del Análisis Transaccional a la práctica del coaching. El Análisis Transaccional, es una corriente psicológica cuyo creador fue Eric Berne a finales de la década del '50. Tiene 4 características fundamentales: es fácilmente enseñable y aprendible, predice conductas, diagnostica las existentes y soluciona los conflictos (dentro de cada persona y entre las personas y por ende en la organización).

El Análisis Transaccional aplicado al coaching permite:

•    El desarrollo de habilidades de liderazgo
•    Analizar, prevenir y resolver conflictos o problemas futuros
•    Entrenar en las gestión estratégica de los recursos humanos
•    Facilitar y fomentar el trabajo en equipo
•    Lograr comunicación efectiva
•    Fortalecer el liderazgo
•    Mejorar las relaciones interpersonales (entre compañeros de trabajo y con los clientes)
•    Realizar una planificación estratégica
•    Desarrollar la inteligencia intra e interpersonal (inteligencia emocional)

En síntesis, el coaching transaccional ofrece un modelo dirigido al desarrollo de habilidades de liderazgo, negociación, toma de decisiones, resolución y prevención de conflictos.

Utiliza un bagaje de técnicas basadas en un modelo más abarcativo, que incluyendo al lenguaje verbal y no verbal y su utilización y lo trasciende. En las organizaciones la comunicación es uno de los problemas más frecuentes, pero no es el único. ¿Acaso Ud. mismo no se enfrenta a diario con muchas otras dificultades, tales como no saber como delegar, como administrar eficientemente su tiempo y el de los demas, como hacer que sus directivas se cumplan, entre otras? El coaching transaccional va mas allá del lenguaje y la comunicación, porque consideramos que el ser humano tiene innumerables manifestaciones y el lenguaje es solo una de ellas.
Asimismo, las  técnicas que utiliza, al ser de tan amplio espectro se adecuan a infinidad de situaciones para el logro de distintos objetivos en concordancia con las necesidades humanas y el contexto de crisis actual. Está enfocado a desarrollar la capacidad de obtener resultados en el corto, mediano y largo plazo y las transformaciones que genera se realizan en un nivel profundo de la conciencia del hombre.

Por otro lado, el coaching transaccional contribuye a generar el equilibrio emocional, fomentando seres humanos que tengan gran desarrollo de la inteligencia interpersonal (gente que tiene un buen manejo de las relaciones interpersonales) y la inteligencia intrapersonal (personas que entienden y se dan cuenta de su mundo interior y como este repercute en su entorno). Ambas inteligencias constituyen lo que hoy conocemos como Inteligencia Emocional, tan importante en las organizaciones. En síntesis, el Coaching Transaccional es un conjunto de herramientas muy potentes para el desarrollo de la Inteligencia Emocional, que es fundamental para el manejo de situaciones de crisis, ya que apunta al desarrollo del liderazgo de uno mismo y de otros: aprender a coachearse y a coachear a otros.

No solo es importante aprender a liderar a otros, sino que es fundamental poder liderarse a uno mismo.
Las personas tienen una gran tendencia a repetir esquemas familiares de su infancia en sus relaciones, por eso es bueno conocernos y aprender nuevas formas de comunicarnos, de liderar, adquirir recursos diferentes que nos permitan lograr de una manera mas rápida los objetivos que nos proponemos.

Si uno no puede ser líder de uno mismo tiene dificultades en:

•    Ponerse plazos, objetivos y cumplirlos
•    Administrar adecuadamente su tiempo
•    Establecer relaciones de colaboración y no de competencia
•    Tomar decisiones asertivas
•    Integrarse en forma adecuada a equipos de trabajo, entre otras.

El Coaching Transaccional brinda herramientas prácticas y efectivas para un mejor abordaje de estas tareas; proporciona gran flexibilidad y favorece el logro de objetivos en el corto plazo, cuestión fundamental ante el contexto variante de una crisis.
Aplicando las técnicas del Coaching Transaccional, garantizamos que cualquier persona de cualquier nivel jerárquico puede ser capacitada para dar solución a las dificultades con que se encuentre, brindando valor agregado a la labor diaria y por ende a la organización.

Fuente: RRHH

No hay comentarios: