martes, 19 de julio de 2011

Gestión de la manipulación

Es importante detectar la manipulación. Para ello es necesario mantenerse en sintonía con la otra persona. :

Escuchar sus palabras y su no verbal. Aprender a notar las incoherencias entre el verbal y el no verbal. ¿Su expresión facial le expresa lo mismo que la verbal?

Habitualmente sentimos las incoherencias percibidas inconscientemente pero no hemos aprendido a identificarlas en el consciente.

Puede usted aprender a distinguir la tristeza real de las lágrimas manipulativas o el miedo de los discursos culpabilizadores o la verdadera desvalía de las propuestas victimizantes.

Aprenda a expresar lo que observa.

Pida aclaración
  • Para eliminar las expresiones de manipulación.
  • Pregunte para evitar información imprecisa como: "Me han dicho ..." , "usted sabe lo que quiero decir ...", “como ya sabes”.
  • Pedir que especifiquen el objetivo de su petición: “quiero comprenderte bien y me gustaría saber cual es el objetivo que tienes al contarme esto”
  • Corregir las distorsiones: “Todo el mundo sabe” ¿Lo sabe todo el mundo?
  • Redefinir las interpretaciones: “Me siento rechazado por ti”…Es cierto que no te llamé, eso no indica que te rechace, de hecho ahora estamos hablando”
  • Preguntar directamente sobre la posición del otro sobre lo que dice.
  • Tratar de aclarar los mensajes ocultos.


Desdramatizar y mantener el sentido del humor
Evitar pegar la etiqueta de "Atención Manipulador". Es mejor separar el comportamiento manipulativo de la persona, la persona es mucho más que su comportamiento. Es con la persona que hace la relación. Mantenga su sentido del humor y encontrará en el otro un aliado.


Rosa María González

No hay comentarios: