viernes, 30 de septiembre de 2011

Tabla de las emociones según Plutchik:

Funciones de las emociones



Lenguaje subjetivo 


Lenguaje funcional 


Miedo 


Protección 


Ira 


Destrucción 


Alegría 


Reproducción 


Tristeza 


Reintegración 


Confianza 


Afiliación


Asco 


Rechazo 


Sorpresa 


Exploración 


Anticipación


Exploración 

  

Tabla de las emociones según Plutchik:




Emoción primaria

Emoción secundaria

Emoción terciaria

Amor

Afecto

Adoración, amor, cariño, simpatía, atracción,
cariño, ternura, compasión, sentimentalismo, cuidado

Lujuria

La excitación, el deseo,lujuria, pasión, enamoramiento,
obsesión

Anhelo

Anhelo

Alegría

Alegría

Diversión,éxtasis, euforia, felicidad, alegría, alegría,  jovialidad,  placer, diversión, alegría, felicidad, dicha, satisfacción, júbilo

Entusiasmo

Fervor, entusiasmo, alboroto, emoción, agitación

Alegría

La alegría, el placer

Orgullo

El orgullo, el triunfo

Optimismo

Entusiasmo, la esperanza, el optimismo

Embeleso

Embeleso, el éxtasis

Alivio

Alivio

Sorpresa

Sorpresa

Sorpresa, sorpresa, sorpresa

Ira

Irritación

Empeoramiento, irritación, agitación, irritación, mal humor, mal humor

Exasperación

Exasperación, la frustración

Rabia

La ira, la rabia, la indignación, la ira, el resentimiento ira, la hostilidad, la ferocidad, la amargura, el odio, el desprecio, el rencor, la venganza, no les gusta,

Asco

Asco, asco, desprecio, odio

Envidia

La envidia, los celos

Tormento

Tormento

Tristeza

Sufrimiento

Agonía, el sufrimiento, el dolor, la angustia

Tristeza

La depresión, la desesperación, la desesperanza, infelicidad, dolor, miseria, la melancolía

Decepción

Consternación, desilusión, descontento

Vergüenza

Culpa, vergüenza, arrepentimiento, remordimiento

Negligencia

Alienación, el aislamiento, el abandono, la soledad, el rechazo, la nostalgia, la derrota, la tristeza, inseguridad, vergüenza, humillación, los insultos

Simpatía

Piedad, compasión

Miedo

Horror

Alarma, shock, miedo, susto, horror, terror, pánico, histeria, la mortificación

Nerviosismo

Ansiedad Aprensión Peligro Temor Tensión Malestar Preocupación



Situación de estímulo

Conducta emocional

F(x)de la conducta emocional

Amenaza
Obstáculo
Pareja posible
Pérdida de un ser querido
Miembro del grupo
Objeto desagradable
Territorio nuevo
Objeto nuevo y repentino

Correr, volar
Morder, pegar
Hacer la corte, copular
Pedir auxilio
Acicalarse, compartir
Vomitar, apartar
Examinar
Parar, alertar

Protección
Destrucción
Reproducción
Reintegración
Afiliación
Rechazo
Exploración
Orientación

Alegría 
La alegría es una emoción, un estado afectivo, subjetivo y breve de duración que nos provoca una sensación agradable. La sensación es de fácil percepción, ya que se manifiesta a través del optimismo, y del aumento de la energía. 

Aceptación (Confianza) 
El concepto de aceptación refiere a que una persona aprenda a vivir con sus errores; es decir, que acepte su pasado. La aceptación también puede estar dirigida hacia otras personas, con un sentido similar: aceptar sus errores y sus equivocaciones, privilegiando lo bueno por sobre aquellas cuestiones que generan dolor. 

Miedo 
El miedo se define como: sensación de alerta y angustia por la presencia de un peligro o mal, sea real o imaginario. 

Sorpresa 
La sorpresa puede ser considerada como una alteración emocional que causa una cosa que no está prevista o no se espera; o una Impresión que causa algo inesperado, extraño o incomprensible. 

Tristeza 
Esta emoción es definida como un sentimiento de aflicción, autocompasión, melancolía, desaliento, desesperanza, pena, duelo, soledad, depresión y nostalgia. 

Disgusto (Asco) 
Es definida como un sentimiento de aversión, asco, desdén, desprecio, menosprecio y aberración. 

Ira 
Es el sentimiento de cólera, enojo, mal genio, atropello, fastidio, molestia, furia, resentimiento, hostilidad, animadversión, impaciencia, indignación, ira, irritabilidad, violencia y odio patológico. 

Anticipación 
El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de origen interno o externo experimentando reacciones emocionales antes de que ambos se produzcan o bien anticipando sus consecuencias, posibles acontecimientos futuros, y considerando de forma realista respuestas o soluciones alternativas.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Burnout y estres

Si constantemente usted se siente desilusionado, impotente y completamente agotado, usted puede estar sufriendo de agotamiento. Cuando estás quemado, los problemas parecen insuperables, todo parece sombrío, y es difícil reunir la energía para centrar la atención y mucho menos hacer algo acerca de su situación.

La infelicidad y el abatimiento que causa el agotamiento puede poner en peligro su trabajo, sus relaciones y su salud. Sin embargo, el burnout puede ser curado. Si usted reconoce los signos y síntomas de agotamiento en sus primeras etapas, con unas simples estrategias de manejo del estrés puede ser suficiente para resolver el problema. En las últimas etapas del burnout, la recuperación puede tomar más tiempo y esfuerzo, pero todavía se puede recuperar su equilibrio por la reevaluación de sus prioridades, tomando tiempo para sí mismo, y buscando apoyo.

¿Qué es el burnout?

El burnout es un estado de agotamiento emocional, mental y físico causado por el estrés excesivo y prolongado. Se produce cuando se siente abrumado e incapaz de satisfacer la demanda constante. A medida que la tensión continúa, usted comienza a perder el interés o la motivación que lo llevó a asumir un cierto papel en el primer lugar.

El burnout reduce su productividad y agota su energía, haciendo que se sienta cada vez más impotente, desesperado, cínico y resentido. Con el tiempo, usted puede sentir que no tienes nada más que dar.

La mayoría de nosotros tenemos días en que nos sentimos aburridos, sobrecargados, o despreciados, o que salir de la cama requiere la determinación de Hércules. Si usted se siente así la mayoría del tiempo, es posible que coquetee con el burnout.

Es posible que este en el camino hacia el agotamiento si:
  • Cada día es un mal día.
  • Preocuparse por su trabajo o vida en el hogar parece una pérdida total de energía.
  • Estás agotado todo el tiempo.
  • La mayor parte de su día siente que se dedica a tareas abrumadoramente aburridas.
  • Uno se siente como que nada de lo que hace sirve o se le agradece.
Los efectos negativos del burnout afectan en todos los ámbitos de la vida - incluyendo su casa y la vida social. El burnout también puede provocar a largo plazo cambios en su cuerpo que le hacen vulnerables a enfermedades como elresfriado y la gripe. Debido a sus múltiples consecuencias, es importante para lidiar con el agotamiento de inmediato.

Tratar con Burnout:Enfoque de las "Tres R" 
  • Reconocer - Esté atento a las señales de advertencia de agotamiento
  • Reconducir - Deshacer el daño causado por el manejo del estrés y la búsqueda de apoyo
  • Resistencia - Construya su resistencia al estrés con el cuidado de su salud física y emocional
La diferencia entre el estrés y el agotamiento o burnout
El burnout puede ser el resultado de la incesante tensión, pero no es lo mismo que el exceso de estrés. El estrés, por lo general, implica demasiado: demasiadas presiones que exigen demasiado de usted física y psicológicamente.  Las personas estresadas aún puede imaginar, sin embargo, que si pudieran tener todo bajo control se sentirían mejor.

En el agotamiento o burnout, por otra parte, no es lo suficiente conseguir el control. Ser quemado significa sentirse vacío, carente de motivación, y más allá. Las personas que experimentan el agotamiento a menudo no ven ninguna esperanza de cambio positivo en su situación. Si el exceso de estrés es como ahogarse en las responsabilidades, en el burnout  se está todo seco. Otra diferencia entre el estrés y el burnout: Mientras que usted está por lo general consciente de estar bajo mucho estrés, no siempre se es consciente del burnout cuando sucede.

Causas del agotamiento
Hay muchas causas del burnout. En muchos casos, el agotamiento se deriva del trabajo. Pero cualquiera que se siente sobrecargado de trabajo y subvalorado está en riesgo de agotamiento  - los trabajadores de oficina que no han tenido unas vacaciones o un aumento en dos años,  la agotada ama de casa madre luchando con la gran responsabilidad de cuidar de los tres los niños, las tareas del hogar, y su anciano padre, etc.
Pero el agotamiento no es causada únicamente por un trabajo estresante o demasiadas responsabilidades. Hay otros factores que contribuyen al agotamiento, incluyendo su estilo de vida y ciertos rasgos de personalidad.


Estrés y Burnout
Estrés
Burnout
Sobreimplicación en los problemas
Falta de implicación
Hiperactividad emocional
Embotamiento emocional
El daño fisiológico es el sustrato primario
El daño emocional es el sustrato primario
Produce impotencia y desesperanza
Pérdida de energía
La pérdida de motivación, los ideales y la esperanza
Conduce a los trastornos de ansiedad
La depresión puede entenderse como reacción a preservar las energías físicas
Conduce al desapego y la depresión
La depresión en burn out es como una pérdida de ideales de referencia-tristeza
Daño primario es físico
Daño primario es emocional
Puede causarle la muerte prematura
Puede hacer que la vida no parece vale la pena vivir
Puede tener efectos positivos en exposiciones moderadas (eustrés)
Sólo tiene efectos negativos


Causas del agotamiento relacionadas con el trabajo 
  • Sensación de que hay poco o ningún control sobre su trabajo
  • La falta de reconocimiento o recompensa por su buen trabajo
  • Poco claros o excesivamente exigentes expectativas de trabajo
  • Hacer un trabajo que es monótono y poco gratificante
  • Trabajo en un ambiente caótico o de alta presión

Causas estilo de vida de agotamiento
  • Trabajar demasiado, sin tiempo suficiente para relajarse y socializar
  • Que se espera llegar a demasiadas cosas y a demasiada gente
  • Tomar demasiadas responsabilidades, sin suficiente ayuda de los demás
  • No dormir lo suficiente
  • La falta de una relación cercana y de apoyo

Los rasgos de personalidad pueden contribuir al desgaste
  • Tendencias perfeccionistas, nunca nada es suficiente
  • Visión pesimista de sí mismo y del mundo
  • La necesidad de tener todo el control, la renuencia a delegar a otros
  • De alto rendimiento, la personalidad Tipo A

Las señales de advertencia y los síntomas de agotamiento
El burnout es un proceso gradual que se produce durante un período prolongado de tiempo. No sucede durante la noche, pero puede arrastrarse peligrosamente si usted no está prestando atención a las señales de advertencia. Los signos y síntomas de agotamiento son sutiles al principio, pero empeoran con el paso del tiempo.

Piense en los primeros síntomas de agotamiento como señales de advertencia o señales de alarma de que algo está mal que debe ser abordado. Si usted presta atención a estas señales de alerta temprana, puede evitar un problema mayor. Si los ignora, en algún momento se agotará.

Signos y síntomas físicos de agotamiento
  • Sentirse cansado y agotado la mayor parte del tiempo
  • Disminución de la inmunidad, sensación de mareo Dolores de cabeza frecuentes, dolor de espalda, dolores musculares
  • Cambio en el apetito o del sueño

Las señales emocionales y síntomas de agotamiento
  • Sentimiento de fracaso y duda de sí mismo
  • Sentirse desesperado, atrapado y derrotado
  • Desprendimiento, sintiéndose solos en el mundo
  • La pérdida de motivación
  • Perspectiva cada vez más cínica y negativa
  • Disminución de la satisfacción y sentido de logro

Los signos conductuales y síntomas de agotamiento
  • Retirarse de las responsabilidades
  • Aislarse de los demás
  • Postergar las cosas, tomando más tiempo para hacer las cosas El uso de alimentos, drogas o alcohol 
  • Sacar sus frustraciones con los demás
  • No ir al trabajo o llegar tarde y salir temprano

Prevenir el desgaste
Si usted reconoce los síntomas de agotamiento inminente de usted mismo, recuerde que sólo puede empeorar si usted lo deja solo. Pero si usted toma las medidas necesarias para poner su vida nuevamente dentro de balance, se puede prevenir el agotamiento de convertirse en una crisis en toda regla.

Consejos para la prevención del burnout
  • Comience el día con un ritual relajante. En lugar de saltar de la cama tan pronto como usted se despierta, pase al menos quince minutos meditando, escribiendo en su diario, hacer estiramientos suaves, o leer algo que te inspira.
  • Adoptar una alimentación saludable, hacer ejercicio y los hábitos de dormir. Cuando usted come bien, practica una actividad física regular, y descansa lo suficiente, usted tiene energía y resistencia para hacer frente a molestias de la vida y las demandas.
  • Límites establecidos. No se extralimite. Aprenda a decir "no" a las peticiones de su tiempo. Si esto es difícil, recuerde que decir "no" le permite decir "sí" a las cosas que usted realmente quiere hacer.
  • Tómese un descanso diario de la tecnología. Fije una hora cada día para desconectar completamente. Guarde su computadora portátil, apague el teléfono, y deje de consultar el correo electrónic
  • Nutre tu lado creativo. La creatividad es un poderoso antídoto contra el agotamiento. Probar algo nuevo, iniciar un proyecto de la diversión, o reanudar su pasatiempo favorito. Elija actividades que nada tienen que ver con el trabajo.
  • Aprenda a manejar el estrés. Cuando estás en el camino hacia el agotamiento, es posible que se sienta impotente. Pero usted tiene mucho más control sobre el estrés del que cree. Aprender a manejar el estrés puede ayudarle a recuperar su equilibrio.

Para recuperarse del agotamiento
A veces es demasiado tarde para prevenir el agotamiento - que ya está más allá del punto de ruptura. Si ese es el caso, es importante considerar su agotamiento muy en serio. Tratando de negarlo y continuar con él  sólo causará mayor daño emocional y físico.
Mientras que los consejos para prevenir el desgaste son todavía útiles en esta fase, la recuperación requiere de pasos adicionales.

ESTRATEGIAS DE AFRONTAMIENTO DEL BURNOUT

# 1: Reduzca la velocidad
Es necesario hacer un esfuerzo para frenar o tomar un descanso. Reducir los compromisos y las actividades que pueda. Dése tiempo para descansar, reflexionar y sanar.

# 2: Obtener ayuda
Cuando usted está quemado, la tendencia natural es que tienda a la protección de la poca energía que le queda aislandose. Sin embargo, sus amigos y familiares son más importantes que nunca en tiempos difíciles. Es necesario el apoyo de sus seres queridos. Simplemente comparta tus sentimientos con otra persona, esto puede aliviar parte de la carga.

#3: Vuelva a evaluar sus metas y prioridades
El agotamiento es una señal inequívoca de que algo importante en tu vida no está funcionando. Tome tiempo para pensar acerca de sus esperanzas, sus metas y sueños. ¿Está descuidando algo que es realmente importante para usted? El burnout puede ser una oportunidad para redescubrir lo que realmente te hace feliz y de cambiar de rumbo en consecuencia.

Para recuperarse de agotamiento: conciencia de sus pérdidas
El burnout trae consigo muchas pérdidas, que a menudo pueden pasar desapercibidas. Se necesita una enorme cantidad de control emocional para mantenerse a pesar del dolor  de estas pérdidas. Al reconocer estas pérdidas y permitir hacer el duelo, se liberara esa energía atrapada y se abre a la curación.
  • La pérdida del idealismo o el sueño con el que entró en su carrera
  • La pérdida de la función o de identidad que originalmente vino con su trabajo
  • Pérdida de energía física y emocional
  • La pérdida de amigos, diversión y el sentido de grupo
  • La pérdida de la autoestima, el sentido de control y dominio
  • La pérdida de la alegría, el sentido y propósito del trabajo - y la vida - que vale la pena

Hacer frente a agotamiento por el trabajo
La manera más efectiva para combatir el agotamiento laboral es dejar de hacer lo que estás haciendo y hacer otra cosa, aunque eso signifique cambiar de trabajo o cambiar de carrera. Pero si eso no es una opción para usted, todavía hay cosas que usted puede hacer para mejorar su situación, o al menos su estado de ánimo.

Lidiar con el estrés laboral
Comience por identificar cuáles son los factores estresantes. Entonces usted puede tomar medidas para hacer frente al problema, ya sea cambiando su entorno de trabajo o cambiar la forma de tratar con el estrés.
  • Abordar activamente los problemas con un enfoque proactivo - en lugar de una actitud pasiva - con los problemas en su lugar de trabajo. Se sentirá menos indefenso si se afirma y expresa sus necesidades. Si usted no tiene la autoridad ni los recursos para resolver el problema, hable con un superior.
  • Aclarar la descripción de su trabajo. Pregúntele a su jefe por una descripción actualizada de sus deberes y responsabilidades. Señale las cosas que se esperan de usted y  que no forman parte de su descripción de trabajo y gane un poco de espacio, mostrando que usted ha estado poniendo en el trabajo por encima de lo que se requería.
  • Pedir nuevas funciones. Si usted ha estado haciendo el mismo trabajo exacto durante mucho tiempo, pedirle que le asignen de algo nuevo: un nivel de calidad diferente, un nuevo territorio de venta, un equipo diferente.
  • Tómese un descanso. Si el desgaste parece inevitable, tome un descanso completo de trabajo. Las vacaciones, el uso de sus días personales, solicite un permiso de ausencia temporal, cualquier cosa que le sea posible para darse de baja de la situación. Utilice  el tiempo para recargar sus baterías y tomar perspectiva.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Liderazgo y conflicto viral en las organizaciones

Voy a dedicar este post a un viejo amigo, que seguramente con toda su preparación (Adulto Informado), valores y principios altruistas (Padre Crítico y Nutritivo Positivo)  y motivación hacia la tarea (Niño) se ha chocado frontalmente con los conflictos virales en las organizaciones.

Para ti, Cowboy

Hay momentos en que se necesita una enorme cantidad de valor moral para hacer frente a la política y los juegos de poder que se establecen dentro de cualquier organización pública o privada, y hace falta también la cantidad equivalente de energía para hacer frente a la derrota que con la mayor probabilidad supondrá el esfuerzo. Incluso si usted tiene la constitución de un buey y la paciencia de Job son pocos los que pueden permanecer en la posición de influencia, mantener poder y recursos, para hacer frente a la conducta disfuncional de estas organizaciones- además de que finalmente se quedará solo y con mucha probabilidad terminará defenestrado en su intento honesto de solucionar los conflictos.

Valiente tal vez, pero rara vez cambiara nada.

Los procesos de triangulación (Triángulo Dramático de Karpman) se suelen propagar y transmitir provocando conflictos a través de toda la organización, infectando a la cultura y causando todo tipo de problemas.

El conflicto viral se produce cuando la tensión es demasiado grande para ser contenida en un triángulo “origen”. Se tiende entonces a aliviar la tensión mediante la creación de una serie de "enlaces" que provocan nuevas relaciones triangulares, que involucran más y más gente, arrastrando y convirtiendo en jugadores a todas partes de la organización.

La Triangulación crea una cultura malsana pasivo-agresiva que socavar los valores de la organización y de los equipos - como la confianza, honestidad e integridad. La productividad cae en picado cuando la gente se consume en chismes y en "juego psicológicos" o” Juegos de Poder”.

No es un conflicto saludable que sirva para nuestro crecimiento, que actue como un catalizador para la creatividad y la innovación, sino que es un síntoma de triangulación y de "patología organizacional". Este tipo de conflicto es casi imposible de tratar con eficacia debido a su carácter clandestino y ulterior toda vez que se ha instalado o cronificado.

El conflicto furtivo es la especialidad de la Víctima. La Víctima hábil y manipulativa buscará una red de Salvadores que cambien los conflictos de su fuente original a otras partes de la organización.

Se utilizarán medias verdades y florecerán hechos sin fundamento,  se alimentara el rumor y el chisme, todo esto consumirá grandes cantidades de energía, atención y tiempo.

En algunos casos, los Salvadores, es posible que actuando con buenas intenciones, pero con la información incompleta o manipulada, tomen el asunto como propio. Intervienen de forma inapropiada e incluso puede pasar a Perseguidores directamente, convirtiendo a un tercero en victima, en esta ocasión real.

Las personas objeto de estas acciones, sorprendidas y con las emociones de indignación por la persecución injusta, puede reaccionar Persiguiendo con represalias agresivas o defensas vigorosas - lo cual sólo servirá para justificar los rumores y las acusaciones originales. Incluso puede cambiar al papel de Víctima mediante la creación de su propio equipo de Salvadores. Todas las partes empezarán a hacer dejación de sus responsabilidades y funciones y se dedicaran al sabotaje encubierto en un intento de vengarse y hacer daño en la credibilidad del otro. Y el problema original sin embargo sigue sin resolverse.


El conflicto se extenderá sin control y se formarán grupos y coaliciones que tomaran posturas distintas y enfrentadas.

 La triangulación se convierte entonces en un juego de “supervivencia” siento jugada por cada vez más expertos Perseguidores, Víctimas, y Salvadores.

Voilá como hemos llegado a crear una cultura "tóxica" u organización "enferma".

Todo esto es debido a la incapacidad de las Víctimas y Perseguidores para tratar de manera constructiva con la tensión y el conflicto entre ellos mismos. También debido a que los Salvadores permiten jugar a las Victimas, al hacerlo, los Salvadores pierden de vista un papel, que sí podrían jugar, de mediador o facilitador

El conflicto viral es incontrolable y la triangulación es una dinámica que se arraiga profundamente en la organización.

Aviso para navegantes: "En los juegos psicológicos y en los triángulos dramáticos que lo estructuran: TODOS PIERDEN"

Rosa María González

miércoles, 14 de septiembre de 2011

El triángulo dramático de la manipulación en la pareja. Lobos con piel de cordero

Proceso de manipulación:

1 El manipulado toma una decisión o tiene un comportamiento que no cuenta con la aprobación del manipulador aunque sea lícita y sana, o simplemente no está teniendo el comportamiento que el manipulador desea para su propio beneficio.

2 El manipulador prepara y ejecuta el castigo (PERSEGUIDOR): "ignorándolo", amenazando con dejar la relación, "sumiendose en una depresión", "no colaborando en lo que habitualmente colaboraba", es decir, utilizará técnicas de agresividad activa o pasiva, nunca expresará su disconformidad real o su necesidad asertivamente.

3 Cuando el manipulado empieza a sentir este cambio de actitud, actitudes pasivas o agresivas explícitas, empezará a sentir que él/ella ha hecho algo "malo" y que hay un problema que resolver que no logra "adivinar" y empezará a buscar explicaciones de lo que está pasando buscando "el razonamiento lógico" en lo que nunca lo hay  o entrará en una sensación de "confusión" (VICTIMA).

4 Cuando el manipulado empieza a sentirse cansado de sentirse VICTIMA (culpa, rábia, vergüenza) y tener UN PROBLEMA cambia a PERSEGUIDOR y decide abordar el tema y confrontarlo,  ya ha reunido los suficientes datos para explicarle al otro/a lo antinatural de su conducta y los daños que le generan.

5 Ante la confrontación del manipulado, el manipulador pasa a posición de VICTIMA (sacará todo su repertorio de penas, complejos, malas experiencias, presiones, incapacidades, miedos y mostrará su necesidad de ser ayudado y comprendido por el manipulado para resolver SU PROBLEMA)

6 El manipulado pasará automáticamente al rol de SALVADOR, se olvidará en ese momento que la victima real en todo el proceso ES ÉL O ELLA y se enfocará en colaborar con el manipulador y con sus objetivos.

De ahí que el complementario de un manipulador sea habitualmente un SALVADOR (exceso de empatía, necesidad de ser útil, sentirse necesitado, etc)  y que el manipulador utilice su rol favorito de VICTIMA (necesidad que otros hagan para o por él/ella).




Los manipuladores son lobos con piel de cordero, que parecen encantadores y sufridos, cuando en realidad son amenazadores: emplean el miedo, la obligación y el sentimiento de culpa para lograr que hagas lo que ellos quieren en vez de lo que deseas. Ven a los demás como marionetas en sus manos y, cuando las personas no responden a los hilos invisibles que ellos mueven, pasan a las amenazas.

Sus intimidaciones asumen distintas formas, pero en el fondo todas significan lo mismo: "Sufrirás si no te comportas como quiero". Cuando se salen con la suya nos rodean con una reconfortante intimidad; cuando no lo logran apelan a sus tácticas.

Para escapar de su extorsión emotiva y no volver a caer en una emboscada, hay que entender cómo funciona la manipulación, enfrentarse a ella y definir estrategias para cada situación.

El manipulador utiliza el miedo, la obligación y la culpa como instrumentos para obligarnos a ceder: nos hacen temer las consecuencias de no plegarnos a sus deseos, sentirnos obligados a satisfacerlos o que sentiremos remordimiento si no capitulamos.

Debemos diferenciar entre el psicópata cuyas manipulaciones están en la estructura de su personalidad y entre manipulaciones hechas por personas que intentan luchar por su supervivencia, que aún teniéndo empatía, han recibido muchos golpes e intentan "ocultarlo" convirtiéndose en un manipulador coloquialmente se le suele llamar "que tienen mucha calle" (en cuyo caso, estará manipulando inconscientemente y sin la intención de causar daño, sino a modo de protección)Estos últimos pueden cambiar su conducta, los primeros no.


Siendo verdad que la infancia pudo ser muy dura para los manipuladores, no todas las personas que tuvieron infancias duras terminan desarrollando conductas manipulativas, por tanto, esto no les puede justificar o determinar.

Una característica de los manipuladores es que cuando intentas hablar de emociones con ellos tienes una sensación como "de vacío". Aunque socialmente parezcan encantadores, o por lo menos educados, si los sacas de los tópicos no saben hablar de sentimientos positivos, porque en su infancia, o bien no hubo nadie que pudiera enseñarles, o lo único que pudieron adquirir fue miedo, un miedo visceral y atroz que les consume por dentro. Por supuesto, lo negarán y proyectarán.

El miedo profundo o vacío interno les hace ser muy inseguros a los manipuladores, esta inseguridad la proyectan en los demás y la compensan haciendo ver que sólo ellos tienen la verdad.

Sienten miedo ante la evaluación social. Necesitan dar una buena imagen. La inseguridad les lleva a ser muy temerosos en sus relaciones sociales. Aunque aparenten todo lo contrario, tienen un miedo atroz a la evaluación y se ponen nerviosísimos cuando se encuentran en un medio social amplio y puede ser descubierto su carácter manipulador.

Llegado a este punto, es importante señalar que para que el manipulador logre sus objetivos ha de contar con la contraparte, el manipulado. Aquí es dónde se puede trabajar para evitar la manipualción. Esto implica un trabajo personal de autoconocimiento y desarrollo personal. Cuanto más se conozca uno a sí mismo y más desarrolle su autoestima y asertividad, menos probabilidades tendrá de convertirse en víctima, mejor preparado estará para captar al manipulador antes de caer en sus redes. De lo contrario, el miedo, la inseguridad, y las heridas pasadas nos llevarán a complementar al manipulador, siendo sus victimas.

Es cierto que el manipulador emplea tácticas tan sutiles,  para que el manipulado no "se entere" de que está siendo manipulado,  que es complejo detectar la manipulación en un primer momento si no estás enfocado en ello. El manipulador utiliza sutiles comentarios, comentarios generalizados, la negación incluso ante la evidencia, etc.

El perfil del manipulador es bastante atractivo, sobre todo para un/a SALVADOR, en un comienzo se presentan como encantadores/as y sufrientes, la vida no los ha tratado bien (VICTIMAS). Inspiran compasión y deseo de protegerlos/as. Cuando ya han conquistado a su presa los manipuladores empiezan a mostrar su verdadera personalidad: utilizan el miedo y el sometimiento e inspiran culpa en el otro, las formas que utilizan para ello son exquisitamente sutiles o burdas, dependiendo del estado y el momento de la relación.

Rosa María González Ortiz



Yo soy Yo y Tu eres Tu
Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas y,
Tu no estas en este mundo para cumplir las mías.
Tu eres Tu y Yo soy Yo.
Si en algún momento o en algún punto nos encontramos,
y coincidimos, es Hermoso.
Sino, pocas cosas tenemos que hacer juntos.
Tu eres Tu y Yo soy Yo.
Falta de amor a Mi mismo,
cuando en el intento de complacerte me traiciono.
Falta de amor a Ti,
cuando intento que seas como yo quiero.
En vez de aceptarte como realmente Eres.
Tu eres Tu y Yo soy Yo.
Fritz S. Perls (1893-1970)

martes, 13 de septiembre de 2011

El complementario del psicópata

Cuando se está intrincado con un psicópata ¿cómo salir y sobrevivir en el intento? La primera pregunta que hay que hacerse frente al paciente que está en manos de un psicópata es cómo entró y por qué.

Comentando un caso concreto Marietán cita : "Estaban enganchados en este juego peligrosísimo. Y se repetía una y otra vez." (Alude aquí Marietán al caracter repetitivo de los juegos psicológicos)

Después está la regla de oro del círculo psicopático, cuando se le dice por qué no corta esto, entonces responden "yo, doctor, con él estoy mal, pero sin él estoy peor", eso hace que esto se perpetúe. "Si no está él me angustio y quiero que venga a cualquier precio". (Se alude a la debilidad o flaqueza de la Victima que le hace enganchar en el cebo, una y otra vez)


Como decía un gran experto en Análisis Transaccional, la primera vez eres una victima real, la segunda ya eres complice en el Juego, por tanto, Victima en el triángulo dramático.

Este sería un caso de psicopatías complementarias. (Juego psicológico)

Hay casos en que la persona realiza una actitud complementaria con el psicópata y después ese vínculo se deteriora y se quiere zafar del psicópata. (Cuando la Victima desea terminar salir del Juego, tengamos en cuenta que en este tipo de juegos con estas personalidades psicopáticas los beneficios emocionales, existenciales o de guión terminan acabándose, es decir, la Victima pierde el interés por enganchar ante el cebo.)

Cuando el complementario tiene un enganche del 100% con el psicópata, es muy poco lo que se puede hacer. Se puede actuar cuando hay pocos anclajes. Es ahí cuando la persona que está con un psicópata consulta, si no, no consulta. O bien lo hace por otras patologías.

En los ajustes 100%, como se da en algunas parafilias, nadie consulta. Se consulta cuando hay pocos anclajes y el sufrimiento es bastante duro de soportar (el psicópata hace sufrir). (Es decir, cuando como expongo arriba la Victima no obtiene ya ningún beneficio o los que obtiene no compensan tanto sufrimiento)

Si una persona tiene dos anclajes (por ejemplo sexual, que es uno de los más firmes y  el económico) consulta, ¿qué le dirían ustedes?, ¿cómo zafarse de un psicópata?

Para un psicópata ¿qué son los complementarios? Son objetos que le pertenecen por encima de cualquier otra normativa legal, social, o la que les parezca.

Todo esto de acuerdo a sus códigos psicopáticos, no hacia las leyes.

No crean que se van a salvar porque van a un abogado, porque eso no le importa al psicópata. Esa persona le pertenece y se acabó. Porque él así lo considera. Es por esto que el problema de separar al psicópata del complementario es muy complejo. ¿Cómo convencer al paciente de que ponga distancia y que no diga que primero quiere hablar con él?.

(Breves notas para un tratamiento)

Una vez que tenemos aumentada la autoestima, hecha la pedagogía, la logística del entorno, a partir de ahí podemos instrumentar el salto. O sea, imponer distancia con el psicópata.

Esto debe ser hecho, de acuerdo a mi experiencia, con total y absoluta dureza. Ustedes deben instruir a la paciente que sea extremadamente dura y sin concesiones, sin ninguna concesión de ningún tipo, porque él no la va a tener con ella.

El tipo de contacto que tiene que tener con el psicópata desde ese momento en adelante, es cero. No debe, ni directa o indirectamente, relacionarse con el psicópata. Miren de la dureza y de la postura extrema que la que estoy hablando. ¿Por qué?

Esto, a veces, no se puede instrumentar la primera vez porque la mujer quiere hablar, quiere explicarle, pero apenas el psicópata la ve, tiene la posibilidad de hablar tres o cuatro palabras con la persona y es suficiente, esto es una cosa de sugestión animal, la lógica queda muy atrás.




LA INCAPACIDAD DE AMAR DE UN PSICOPATA
(del Dr. Hugo R. Marielán)

Incapacidad de amar

Creo que el psicópata ama, pero de manera distinta, o a cosas diferentes. Hay afectos del psicópata que son profundos, pero en las cosas que a él le interesan. Díganme si no han conocido a un fanático ¿ese afecto es superficial? Ese apego intenso hacia ciertas cosas, que a veces no son humanas o ni siquiera vivientes, un auto por ejemplo. Para lo que él considera de valor, la afectividad es intensa, como cualquier otra persona. Pero puede mantener "contactos utilitarios", de ahí viene el tema de superficialidad afectiva mal descrita.

Son contactos afectivos utilitarios, para conseguir algo. Aquí tenemos otra forma de la mentira que es la actuación. Actuar es mentir con el cuerpo.

El psicópata puede actuar afectivamente en el sentido de hacer entrar al otro en el circuito psicopático a través de los afectos. Una vez utilizada la persona, se la deja a un costado.

La persona dejada a un costado dice que el psicópata tiene una afectividad superficial, que no tiene capacidad de amar. Y es así, pero con ella.

Falsas Ideas

(extraído del estudio sobre "Personalidades Psicopáticas" de Dr. Hugo. R Marietán).

Encanto superficial
No todos los psicópatas son encantadores aunque suelen serlo, también los hay anodinos, amargados, hoscos y algunos francamente repulsivos, otros inspiran temor. El grupo de los que utilizan el encanto corresponde más a los explotadores (estafadores, vividores, parásitos) que lo usan como un medio de captación.

No aprenden de la experiencia.
El psicópata aprende y mucho de la experiencia. Eso le sirve para manipular a los otros y conseguir sus metas. Alguien que no aprende de la experiencia queda siempre en el mismo lugar, anulado. No aprende lo que no quiere aprender, lo que va en contramano de sus principios y de sus necesidades. La repetición de un accionar calificado como erróneo desde el común responde a satisfacer necesidades profundas, incomprensibles para el que no esté en la piel del psicópata.

Manipulación y coerción
La cosificación permite explicar varias de las acciones de los psicópatas. Vemos que son egocéntricos, manipuladores, utilizan a los demás para conseguir sus propios objetivos.
Sólo se puede manipular a alguien si primero se lo ha seducido, si se lo ha captado. Nadie puede manipular a alguien que no se deje manipular. Nadie puede hacerle hacer algo que el otro no quiera hacer. Aquí tendríamos que hacer una división virtual en cuanto a lo que uno lógicamente quiere hacer y lo que irracionalmente desea hacer. Desde el punto de vista de la lógica del individuo, de los parámetros de las cosas que se deben hacer, uno dice "yo no quería", "me vi obligado a hacer tal cosa". Pero desde el punto de vista irracional, tal vez no sea así. Aquí esta una de las cosas nucleares de la psicopatía con relación a los otros. Yo creo que el psicópata apunta a esto, puede o tiene la facilidad de captar aquellas necesidades irracionales de los otros.

O sea, el psicópata trabaja (pone el cebo) sobre esa parte de la ambición del otro (flaqueza) y después, evidentemente, lo engaña. (Ver juegos psicológicos)

En la manipulación hay un grado de libertad del manipulado que se somete a esto, es distinto de la coerción, que es cuando se utiliza la fuerza o un mecanismo de fuerza en un sentido físico o psicológico para que el otro direccione hacia un objetivo. Aquí se usa el temor en todo su gradiente.

Captar las necesidades del otro
Este tipo de personalidad tiene como rara habilidad captar las necesidades del otro (necesidades del Niño en el AT). Esta capacidad determina otro rasgo importante, que es la seducción, llevando así a los demás a entrar en un circuito psicopático. El psicópata les demuestra que le son necesarios, pero que él le es mucho más necesario a ustedes. Entonces se da un circuito entre el psicópata y la otra persona. Se establece un circuito mutuo para suplir las necesidades.

Fuente: http://www.acosomoral.org/psi01.htm

Si crees que tienes una relación con un psicópata o has pasado por la experiencia, te recomiendo la página del Dr. Marietan

lunes, 12 de septiembre de 2011

Si no puedes demostrar el maltrato ¿puedes hacer algo más?

La mayoría de los maltratadores son psicópatas, sociópatas o personalidades narcisistas. Es decir, no van a reconocer nunca un delito porque para ellos esas conductas no sólo no son delito, sino que son actos de los que se sienten muy orgullosos por el mal infringido al otro (engaño, violencia, daños, etc).

Desde el punto de vista del Análisis Transaccional un psicópata tiene excluido su Padre (Crítico o Nutritivo), luego no tiene conciencia moral, ni empatía, ni compasión. Además su Adulto está contaminado por el Niño egoísta  y narcisista, buscará lo que le conviene sin importarle el cómo. Su filosofía de la vida se resume en:  “El fin justifica los medios”.  

El psicópata puede nombrar las emociones pero no sentirlas. El psicópata tiene una especie de  “analfabetismo emocional”, este queda impreso con dramatismo en la cita del asesino Jack Abbott:
“Hay emociones – en realidad, muchas de ellas- que sólo conozco a través de las palabras, mediante la lectura, y algunas otras que se encuentran en mi inmadura imaginación. Puedo imaginar que yo soy capaz de sentirlas, pero en realidad no puedo”

(Garrido, 2000, p.56).

¿Se le puede ganar a un psicópata o hacer justicia? No se puede. La relación con un psicópata es en esencia una causa perdida para la víctima. Todo el tiempo que permanezcas implicado en la relación o después de la relación con el psicópata estarás perdiendo seguro, la única variable será cuánto. Lo más probable es que cuanto más tiempo te quedas con él, más vas a perder.

Ni siquiera se puede esperar verlo perder cuando se ha roto la relación o se le ha abandonado en contra de su voluntad o se le "hace ver su fracaso o sus errores" o lo acuses ante otras personas, porque los psicópatas no se avergüenza de sus actos. Se jactan de dominar a otros, incluso cuando se ven ante la justicia. Nunca puedes esperar que el psicópata se arrepienta de hacer lo que hacen porque los psicópatas carecen de conciencia. Ellos se jactan de su poder sobre los otros para dañarlos y presumen de sus malas acciones y las toman como trofeos para revivir el placer.

No se puede ganar convenciendo al psicópata de que es un psicópata, ya que para él esto sólo significa que es más maquiavélico, inteligente, manipulador y dominante que tu y los otros. Lo que la gente normal percibe como personaje horrible, defectos patológicos, mentiras, manipulación, controladores, narcisistas y sádicos, el psicópata lo percibe como cualidades humanas destacables que le hacen (ante sus propios ojos) superior a los demás.

Para un psicópata ganar significa jugar con los demás, asumiendo roles falsos, insultar o calumniar a otros con el fin de mantener el dominio. Son narcisistas y necesitan admiradores, seguidores y gente que le adore con el fin de sentir que existen. Ellos no quieren "ganar" en el sentido positivo de lograr el éxito, ya sea el éxito a largo plazo en las relaciones o los esfuerzos profesionales, sino en hacer que otros pierdan. Y en eso siempre ganan.

Lo mejor que se puede hacer si te has cruzado con un maltratador (seguramente un psicópata) es poner millas (emocionales, sociales y si puede ser físicas) y aprender cómo reconocerlos para evitar ser su victima la próxima vez. Si tienes pruebas del maltrato, tendrás suerte y podrás dejarlo en manos de la justicia. Si no tienes pruebas, mejor olvídalo y enfócate en un nuevo capítulo de tu vida. Trata de comprender qué alarmas no tuviste en cuenta para no volver a caer en una nueva relación tóxica y vive.


Clecley (1982) elabora un listado de criterios diagnósticos para la psicopatía primaria, aunque algunas de estas características están rebatidas en el siguiente post:

· Encanto superficial e inteligencia
· Ausencia de delirios y de otras señales de pensamiento irracional
· Ausencia de “nerviosismo” u otras manifestaciones neuróticas
· Informalidad
· Falsedad y falta de sinceridad
· Falta de remordimientos y vergüenza
· Conducta antisocial mal motivada
· Falta de discernimiento e incapacidad de aprender por la experiencia
· Egocentrismo patológico e incapacidad para amar
· Pobreza general en las relaciones afectivas
· Pérdida específica de perspicacia
· Indiferencia hacia las relaciones interpersonales
· Conducta fantástica y poco atractiva
· Pocos suicidios
· Vida sexual impersonal
· Incapacidad de seguir un plan de vida.


Sitios recomendados sobre el tema

http://www.asociacionmariazambrano.es/?p=285
http://cuidandomimundo.com/portal/perfil-de-un-hombre-que-maltrata-a-su-pareja/
http://www.laviolencianopiensa.com/parejas/47/que-hace-a-una-mujer-complementaria-del-psicopata/

Si crees que tienes una relación con un psicópata o has pasado por la experiencia, te recomiendo la página del Dr. Marietan

Lider Político

Bioenergetica. el cuerpo, la expresión y la terapia e integración cuerpo, emoción y mente

Pulsa en la imagen para leer el texto completo



La terapia bioenergética es a la vez una forma de entender la personalidad humana en función de los procesos energéticos del cuerpo y una forma de psicoterapia. También conocida como análisis bioenergético, fue desarrollada por Alexander Lowen, discípulo de Wilhelm Reich.

No tenemos cuerpo, sino que somos cuerpo y es en éste, donde nuestros conflictos y bloqueos psicológicos van imprimiendo su huella y poco a poco, se va configurando nuestra coraza muscular en función de nuestras vivencias. Esta coraza de alguna forma distorsiona el flujo de energía vital. El terapeuta provoca con ejercicios físicos a sus pacientes para que surjan las emociones reprimidas, registradas en el cuerpo como tensiones musculares. Para esto trabaja con sus manos sobre los músculos contraídos, prescribe posiciones estresantes y movimientos expresivos a la vez que pide al paciente que se abandone a las emociones que emergen.

El objetivo es ayudar al individuo a gozar al máximo de las funciones básicas del cuerpo: respiración, movimientos, auto expresión, sexualidad, sentimientos y emociones.

“Si eres cuerpo vivo nadie puede decirte cómo has de sentir el mundo. Y nadie puede decirte qué es la verdad,pues tú mismo la sentirás. El cuerpo no miente”
S. Keleman

domingo, 11 de septiembre de 2011

Extraido de "El drama del niño dotado" de Alice Miller

El complejo del psicoanalista.

Alice Miller, psicóloga Suiza, alcanzó la fama por sus estudios sobre violencia infantil. Mientras se encontraba estudiando las consecuencias de la II guerra mundial en la generación de los niños que vivieron en esa época, descubrió una variable poco común dentro de los clásicos complejos que se desarrollaban debido a una infancia dura o a padres poco afectivos.

En su libro “EL DRAMA DEL NIÑO DOTADO” describe una situación que afecta a la gran mayoría de las personas que misteriosamente escogieron dedicarse al estudio y ejercicio de la psicología, denominado por lo mismo “complejo del psicoanalista”.

Padeciendo ella misma este complejo, inicia una investigación que detalla los orígenes y motivos que lo causan, la forma de operar de los que lo padecen y las vías por las cuales pueden desligarse de él o al menos aprender a convivir con él.

Causas.

Este complejo se presenta generalmente en personas con un coeficiente intelectual relativamente alto y principalmente con una altísima carga emocional, que han desarrollado su infancia en un ambiente duro, o con padres muy absorbentes y autoritarios que pretenden proyectar en sus hijos la obtención de sus propias carencias o realización de frustraciones.

Ante la falta de afecto, comprensión, aceptación o el reconocimiento por parte de los padres, lo común es que se desarrolle un mecanismo de defensa que se basa en la negación de la necesidad de estas faltas, es así como durante la adolescencia se genera la actitud rebelde de rechazo (“no me importa si no me quieren, me da igual”). Es aquí donde parte la diferencia del paciente que lleva este complejo, ya que este observa analíticamente y reconoce los medios para lograr obtener la aceptación por parte de sus padres, así que no niega estas carencias, su vía es otra, mucho más larga y compleja.

El paciente se torna extremadamente complaciente. Comienza a coincidir con el estereotipo de hijo que sus padres esperan que él sea, y es a éste estereotipo a quien sus padres aceptan y estiman, no al verdadero, por lo que las necesidades de aceptación y cariño nunca serán satisfechas plenamente.

Estos niños se convierten en pequeños adultos, capaces de tomar responsabilidades que no les corresponden, supliendo todas las necesidades del alter ego de sus padres y dejando de lado cualquier característica que incomode a éstos. Así, las actitudes consideradas como defectuosas son inmediatamente eliminadas, no sienten celos, envidia, rabia, miedo, desarrollan toda un arte para escindir sentimientos. Estos niños no manifiestan berrinches ni pataletas, no exigen ser consentidos ni mimados, se vuelen receptivos pero no demandantes, así que sus padres preocupados de sí mismos no notarán ni llenarán sus necesidades, se tornan un objeto yoico de proyección narcisista de sus progenitores.

Esto provoca que el paciente comience a buscar sus necesidades en otra parte, por lo cuál debe ganarse la aceptación de nuevas personas. Para esto debe necesariamente conocer qué se espera de él. Es aquí donde entra en juego la habilidad que desarrollan estos pacientes y la que le da el nombre de “complejo de psicoanalista” ya que se especializan en inmiscuirse en la mente de su interlocutor, para saber que se espera de él y que rol desempeñar.

Desarrollo.

Los problemas comienzan cuando el paciente termina sumido en un mundo donde necesita fingir constantemente ser alguien que él no es, con el fin de obtener ilusoriamente la aceptación y cariño de quienes le rodean. Esto irrita al paciente, generando actitudes o acciones de protesta a modo de llamados de atención, si esta alerta no es bien entendida generará represalias de parte de sus congéneres, debido a que los padres verán esta situación como un desvío del carácter de su hijo, el cual debe ser castigado y corregido (“no entiendo que le pasa, mi hijo no es así”) por otro lado sus iguales, desconcertados de su cambio de carácter reaccionan con burlas (“mira lo que dice, que tonto es”). Esta situación acrecentará la sensación de no ser aceptado y aumentará la tendencia a fingir. Sumirán al afectado en un mundo hostil donde entiende que se le castiga por ser auténtico, ya que no se le quiere como es (“no estoy a la altura, no soy digno de cariño”), así que debe ser distinto de cómo es.

Su elevada carga emocional produce una hipersensibilidad que no juega a su favor. Si es constantemente objeto de agresiones y se ve limitado para expresar libremente sus sentimientos y debe contenerlos, entonces sus emociones se tornan en su contra, se convierten en un constante flagelo, una carga que no vale la pena llevar, por lo que son erradicadas, se entierran en algún lugar del inconsciente, se bloquean. Estos pacientes suelen tener pesadillas en donde las emociones son representadas por alguna amenaza que los persigue.

Cada cierto tiempo, irá probando disimuladamente dejar salir ciertas “pistas” sobre su verdadera opinión o sensibilidad ante situaciones, por lo que un ambiente de aceptación le ayudaría a revelarse libremente y a salir de su complejo, pero su hipersensibilidad lo torna muy “quisquilloso” y es fácilmente ofuscado por cualquier actitud de rechazo, recayendo en su actitud inicial, con el tiempo esto le puede desarrollar una compulsión a la repetición, donde cada vez que lo intente fracasará, alejando las ganas de volver a intentarlo y reforzando el problema, lo que se convierte en un círculo vicioso.

Es así como su mundo interno se cierra, se esconde, y cada vez le es más difícil reconocer quién es realmente, y más fácil interpretar un rol o adoptar un carácter que no le pertenece, ya que sin un yo interno, se vuelve un perfecto espejo de proyección para sus interlocutores, lo que aumenta su habilidad psicoanalítica.

Este constante fingir que desencadena gradualmente la pérdida de identidad, es decir, del verdadero yo, y la no aceptación repercutirán en una pérdida de la autoestima, ambos se sumarán a la carencia de satisfacción de las necesidades afectivas y producirán una fuerte depresión.

Represiones.

Si los tormentos causados por su carga emocional durante las malas experiencias de su niñez no se han superado, entonces el paciente no abandonará la idea de que sus emociones son un flagelo. Ante esto el mecanismo de defensa que presenta consiste en evadir cualquier situación que comprometa algún lazo sentimental, ante cualquier indicio de posible mala experiencia el paciente evitará la situación, y si no le es posible, entonces simplemente bloquea sus sentimientos (“no les permitiré hacerme daño”). Con el tiempo desarrollan un alto control disciplinario de sus emociones, incluso de su estado físico. Por lo general estos pacientes no lloran, no se alteran, no sienten miedo, ni suelen extrañar, tienen una enorme capacidad de rendimiento, pueden trabajar durante días sin distraerse o durmiendo muy poco. Esto último se vuelve su única arma contra su baja autoestima y su mejor herramienta para obtener reconocimiento (“ellos no pueden lo que yo puedo”), así que no dudará en auto exigirse, a pesar del daño físico y mental que esto le provoque.

El bloqueo emocional genera una represión que suele desatar un elevado nivel de estrés, si las represiones se prolongan por demasiado tiempo se presentan síntomas psicosomáticos, como trastornos de sueño, salpullidos en la piel o calambres musculares. En el peor de los casos puede incluso desembocar en ataques de pánico, que se presentan por ciclos cada vez más ajustados, pronosticando un colapso.

Personalidad.

Las relaciones personales de este paciente se ve fuertemente marcada por una supuesta falta de apego de su parte, no importa cuanto se le quiera o él llegue a querer, siempre se sentirá distante, no aceptado. Lamentablemente tendrá razón, puesto que inconscientemente sabe que no es a él a quien aceptan, sino al “personaje” que caracteriza para ellos.

Principalmente sus relaciones se dan como el resultado de un reflejo, ya que este paciente es de naturaleza antisocial y no busca compañía directamente, pero cuando alguien se acerca a él, éste reacciona inmediatamente como un espejo de lo que se le ofrece, siendo el mejor amigo que se pueda tener, debido a sus aptitudes y disponibilidad. O puede ser el peor enemigo que se pueda imaginar, debido a sus represiones que los pueden volver muy cruel y testarudo. No obstante olvidará rápidamente estos lazos si se le deja de lado, ya sea el rencor de un enemigo distante o amigo poco constante. Ya que los sentimientos arraigados profundamente en él son otros, relacionados con lazos familiares mucho más antiguos.

Su habilidad para entrar en la psiquis de otros lo lleva a conocer y entender de tal manera a quienes lo rodean que desarrolla un aprecio incondicional por ellos, le es casi imposible enfadarse con alguno de ellos o culparlos de sus defectos y errores, incluso si es ofendido o traicionado, ya que entiende sus acciones y las circunstancias que determinaron su actuar (“sabía que reaccionaría así”). Notará rápidamente si le mienten, pero disimulará ser engañado si sabe que su contraparte necesita esconder la verdad. Es extremadamente comprensivo y finalmente genera un “amor fraternal”, este lo incita a ayudar a sus cercanos, principalmente a superar sus problemas internos. Será el confidente perfecto a la hora de una crisis, siempre estará dispuesto a escuchar y aconsejar. Su habilidad psicoanalítica le será muy útil aquí. No será raro que este paciente en algunos casos exceda este comportamiento generando situaciones irreales. Es probable que finja necesitar ayuda y la pida a un amigo que sabe que se siente menoscabado, demostrándole su importancia. Puede pretender una secreta admiración por aquella vecina que sufre de baja autoestima por alguna ruptura amorosa. O puede que se muestre vulnerable y busque apoyo en un familiar que atraviesa una etapa de inseguridad, solo para reafirmar en éste su auto confianza. Llega incluso a crear personajes basados en el alter ego de quienes le rodean para hacerlos encontrar y ver sus necesidades y carencias, o para ayudarlos a enfrentar alguna represión oculta o miedo no resuelto. La práctica le ha proporcionado una gran capacidad histriónica para estos casos.

Como contraparte a su gran calidad humanitaria, este paciente es un hábil manipulador, aunque rara vez busca obtener ventaja de aquello. Además suele presentar en los ciclos de auto revelación, más de un arranque de ira, generalmente dirigido a las personas que lo han rechazado o agredido anteriormente. Estos ataques de hostilidad son cortos, pero terribles y certeros, ya que saben perfectamente donde herir. Tras el daño provocado se presenta una grave sensación de culpa, un arrepentimiento que lo hará dudar a la hora de manifestar nuevamente su agresividad, empeorando la represión y haciendo más distante estos ciclos.

A pesar de su fácil adaptación a cualquier tipo de persona, y de su habilidad para situarse en un lugar importante dentro de la vida de éstas, no suele tener pareja, ya que inconscientemente sabe que se convertirán en un espejo de las necesidades de ésta, ganándose así un papel prolongado y constante que demandará mucho tiempo y energía, significando un gran desgaste. Este individuo suele necesitar mucho tiempo para estar solo ya que busca encontrarse a sí mismo, y constantemente se tiende a sentir agobiado con la compañía de otros, ya que obstruyen esta búsqueda.

Interacción.

Este paciente nunca dirá lo que piensa ni demostrará lo que siente, tampoco tomará la iniciativa de una conversación ni tratará de llevar la dirección de la sesión terapéutica, solo se limitará a responder las preguntas directas, evitando cualquier comentario que crea que refleje su mundo interno, lo que hace muy difícil su diagnóstico. Como dato se puede decir que suele evadir el contacto visual directo, para lo cuál ha desarrollado varias artimañas, como nunca sentarse frente a su interlocutor, mostrarse distraído o estar pensativo durante la sesión. Pasa gran parte de su tiempo evadiendo la realidad directa que le rodea, ya sea leyendo, viendo televisión o sumido en su trabajo.

Ante este paciente se debe tratar de mantener la imagen del terapeuta como solo un “ente profesional” durante el mayor tiempo posible para facilitar un análisis objetivo y certero, ya que eventualmente el paciente logrará “descifrar” al terapeuta como persona y tenderá a influenciar sus reacciones y respuestas en función de éste, complicando el análisis con distracciones innecesarias.

Se debe tener en cuenta que si bien, la habilidad histriónica de estos pacientes logra ser muy desarrollada debido al tiempo que llevan puliéndola, siempre cuenta con una base real, la cual es potenciada o exagerada para cumplir con el papel, no pueden fingir completamente de la nada, por lo que analizando sus personajes se puede llegar a entender gran parte de su situación emocional interna.

Liberación.

Una vez que el problema es identificado y aceptado, comienza el largo proceso de rehabilitación, que parte con tener que afrontar sus malas experiencias vividas, debe de una vez por todas guardar un luto por su dolor. El paciente tiende a pensar que no es capaz de tolerar la amargura de los sucesos, debido a lo traumático que resultaron estas experiencias durante su infancia, por lo que se le debe convencer que ya no es un niño, y que tendrá la fortaleza para afrontar esas situaciones. Irónicamente, este paciente suele haber desarrollado una gran fortaleza interna, debido a los años de represión, insatisfacciones y depresión, pero no están consientes o convencidos de esto.

El proceso de rehabilitación, si bien significa alivio, no es nada placentero ni rápido, la depresión se cambia por un estado de melancolía o pena. Se vuelven a presentar las emociones, más intensas que nunca, debido al tiempo que llevan contenidas. No es raro que el paciente tienda a desertar y a querer volver a la comodidad su estado anterior.

Una vez superada esta etapa, se encuentra ante una situación de fragmentación interna. Por un lado tenemos el aspecto racional, muy desarrollado debido a que fue el dominante durante muchos años, por lo que el individuo presenta una elevada madurez a nivel laboral o intelectual. Por otro lado el aspecto emocional no se ha desarrollado completamente, debido a su negación, por lo que los sentimientos se presentan bruscos, indefinidos y desordenados, en una forma tan básica y primitiva como cuando se abandonaron en su niñez. El paciente oscilará entre un estado y otro constantemente, se sentirá incómodo y desconcertado (“no sé lo que debería sentir”), podrá resolver problemas de alta complejidad y asumir responsabilidades mayores a las que le corresponden, pero se agobiará con situaciones normales de la vida cotidiana. Se sentirá vulnerable y a la deriva hasta encontrar el equilibrio.

Descubrirá en el camino sus gustos personales, sus aficiones, y seguramente alguna habilidad propia y no desarrollada por la necesidad. Probablemente reniegue de su habilidad sicoanalítica y la olvide, o aprenda a utilizarla sin que le signifique una carga. Comenzará poco a poco a establecer lazos de dependencia con otras personas o recuperará los perdidos. Finalmente el paciente quedará liberado para comenzar la búsqueda de su propia identidad, de su verdadero yo.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Ahora devengo yo misma

He necesitado

tiempo, muchos años y lugares;

He sido disuelta y trastornada,

he llevado la cara de otra gente,

he corrido enloquecida, como si el Tiempo estuviera,

terrible y viejo, y me avisara a gritos:

"Date prisa, o te morirás antes de ..."

(¿Qué? Antes de que llegue el mañana?

O el final del poema sea claro?

O el amor seguro en la ciudad cerrada?)

Ahora, bien quieta, estar aquí,

sentir mi propio peso y densidad!

La sombra negra sobre el papel

es mi mano, la sombra de una palabra,

mientras el pensamiento forma a quien lo conforma,

cae pesado sobre la página, se siente.

Todo se fusiona ahora, se amalgama

del deseo a la acción, de palabra en silencio,

el trabajo, el amor, el tiempo y la cara

recogidos en un solo gesto

intenso de crecer, como las plantas.


May Sarton

May Sarton (Leonor María Sarton)
Nacida 03 de mayo 1912 Wondelgem , Bélgica
Murió 16 de julio 1995 (83 años)

martes, 6 de septiembre de 2011

Autobiografía en 5 capitulos

Capítulo 1

Camino por la calle.
Hay un agujero profundo en la acera.
Me caigo dentro
Estoy perdida ... No puedo hacer nada.
No es mi culpa.
Se tarda una eternidad en encontrar una salida.

Capítulo 2

Camino por la misma calle.
Hay un agujero profundo en la acera.
Pretendo que no lo veo.
Me caigo de nuevo.
No puedo creer que estoy en el mismo lugar.
Pero no es mi culpa.
Todavía me costará mucho tiempo para salir.

Capítulo 3

Camino por la misma calle.
Hay un agujero profundo en la acera.
Veo que está ahí.
Yo todavía vuelvo a caer... es un hábito.
Mis ojos están abiertos.
Yo sé dónde estoy.
Es mi culpa.
Salgo de inmediato.

Capítulo 4

Camino por la misma calle.
Hay un agujero profundo en la acera.
Camino a su alrededor.

Capítulo 5

Camino por otra calle.


~ Portia Nelson ~ 
(There's a Hole in My Sidewalk)


Fuente

Regla 6: un sentimiento o emoción que se activa a la vez

Regla: Al igual que los archivos, el cerebro sólo permite que un sentimiento o emoción se active a la vez.

Una vez más, esta es una regla sencilla, si pensamos en ello. En cualquier segundo, el cerebro sólo permite un sentimiento. No se puede ser feliz y triste al mismo tiempo. A modo de ejemplo, es casi imposible estar en un estado de ánimo "romántico", si usted está ansioso, deprimido, o tiene miedo. Veamos un ejemplo, piense en alguien que usted crea que es romanticamente atractivo. Obtenga una imagen de esa persona en tu mente. Ahora imagine a alguien tirando una gran serpiente en su regazo. Se da cuenta, el romance desaparece inmediatamente y el miedo de la serpiente se convierte en la emoción activa.

Muchas personas han utilizado esta regla del cerebro para tratar con recuerdos negativos. Por ejemplo, muchas personas tienen recuerdos malos de ciertas personas. Supongamos que tenemos un archivo negativo de "Juan Lopez". La mención de su nombre, al verlo en la calle, o cualquier referencia a este hombre nos lleva a un “archivo malo” que contiene malos sentimientos - ira, odio, resentimiento, etc Una manera de hacer frente a este archivo malo es colocar un nombre raro o un comentario en la etiqueta del archivo. En otras palabras, en lugar de un "Juan Lopez" en el nombre del archivo, ahora tenemos un archivo "Osito insaciable" (desdramatizamos).

 Se dará cuenta de que muchas personas divorciadas tienen nombres chistosos para su ex-cónyuge. Este es el mismo principio. Si tiramos de un archivo malo, pero tenemos un nombre raro para él, se prolonga la emoción de la superficie y nos permite poner el archivo a distancia sin ningún problema.

El hecho de que el cerebro sólo permite una sensación también nos permite tener un gran control sobre nuestros estados de ánimo, más de lo que pensamos.

Por ejemplo: Un vecino desagradable nos molesta y nos acosa por alguna razón. De inmediato abrimos el archivo de este vecino, y luego otro archivo emocional de que estamos molestos, y se acaba por activar un estado de ánimo de ira, el resentimiento y una actitud de "te voy a romper la cara". Siempre y cuando mantenga abierto su expediente durante el día, nuestro estado de ánimo será lo mismo - la ira, el resentimiento, y así sucesivamente.

En los trabajos de alta tensión, por ejemplo, las personas frecuentemente aseguran a otros que no llevan su trabajo a casa, dejan el trabajo en el maletín, y el papeleo en la oficina. Es importante destacar que, pese a no tener el "trabajo" en casa con ellos, es obvio que pueden llevar el "estado de ánimo" a casa con ellos. No traen a casa el maletín, pero pueden traer a casa la irritabilidad, la tensión y los sentimientos de mucho estrés.
Sin embargo, si decidimos cambiar nuestro estado de ánimo, podemos hacer cosas como escuchar nuestras canciones favoritas, buscar en una escuela de alto nivel, ver fotos de vacaciones, y hacer otras cosas que hacen que el cerebro para maneje archivos diferentes que tienen diferentes estados de ánimo o mejores estado de ánimo.

Tenga en mente, el cerebro va a hacer todo lo que queremos: nos permitirá estar enojado el resto del día o nos va a permitir cambiar el estado de ánimo, porque simplemente a él no le importa.

Gestión de la Memoria Emocional: Control positivo sobre su memoria
Regla 1.Cómo nos afectan los archivos de memoria
Regla 2. Escaneo cerebral.
Regla 3. Control de la memoria
Regla 4. Solo un archivo a la vez
Regla 5. Cerebro automático-Cerebro manual
Regla 6. Sólo un sentimiento o emoción se activa a la vez

Continuará...