sábado, 30 de junio de 2012

Las 48 Leyes del Poder




Las 48 Leyes del Poder es un libro del 1998 escrito por Robert Greene . Greene toma elementos de autores como Nicolás Maquiavelo y Sun Tzu , así como ejemplos históricos de figuras como Franklin Delano Roosevelt , Winston Churchill , Isabel I de Inglaterra , Iván el Terrible , PT Barnum , Otto von Bismarck , Miguel Ángel , Napoleón , Talleyrand , Luis XIV , Casanova , Henry Kissinger , Yellow Kid Weil , Al Capone , Cao Cao , Lola Montez , Liang Chuko , Baltasar Gracián , Mata Hari , Mao Tse-tung , Madame de Pompadour , José Duveen , Henry Kissinger , César Borgia , Genghis Khan , Julio César , Pancho Villa , Liu Pang , y Ninon de Lenclos . Aquí tienes un resumen de estas Leyes, algunas te serán muy familiares y otras te sobrecogerán. Y recuerda, el poder es tuyo si alguien crees que te lo está usurpando reflexiona en cómo tú estás colaborando (qué esperas obtener).


jueves, 28 de junio de 2012

Equipos de Alto Rendimiento: Lecciones de los Pigmeos. Manfred F. R. Kets de Vries





El objetivo de este artículo es describir las mejores prácticas para los equipos de trabajo eficaces. Tomando la forma de relacionarse entre los pigmeos de la selva tropical africana como una metáfora para el grupo de trabajo efectivo, veremos como los pigmeos cazadores-recolectores la sociedad representa un microcosmos de las prácticas de supervivencia clave de los equipos que operan bajo condiciones muy duras, en este artículo se ofrece una serie de lecciones para la creación de equipos exitosos de trabajo.

De la observación de los pigmeos nos enteramos de que en los equipos de alto rendimiento los miembros se han de respetar y confiar unos en otros, que se proporcionan la protección y el apoyo mutuo, que se involucran en la comunicación y en un diálogo abierto, que comparten objetivos comunes, que poseen  creencias y valores fuertemente compartidos, que subordinan su propios objetivos a los del equipo, y que se suscriben a un liderazgo distribuido, en un liderazgo, en otras palabras, que no se limita a unas pocas personas en la cumbre de la organización sino que se distribuye en todas las partes.

Este artículo también presta atención a una serie de factores que destruyen el trabajo en equipo. Entre los asesinos del equipo no sólo se encuentran los conflictos abiertos, sino también los conflictos encubiertos, el acaparamiento de energía, el impacto de las diferencias de estatus, la autocensura, y los efectos del pensamiento de grupo.  El pensamiento grupal se refiere a la presión para ajustarse a la opinión de los demás, sin cuestionar las consecuencias de tales decisiones.



Fuente: https://notes.utk.edu/units/biz/macc/MAccCal.nsf/1f25272fe19078ac8525618f007f729c/e655ec5bed43d3ce852567c6004a150c/$FILE/Kate99.pdf



jueves, 21 de junio de 2012

El beneficio envenenado del Triángulo de Dramático

El Triángulo Dramático puede proporcionarnos ciertos beneficios gratificantes y cierta sensación de poder puesto que lo utilizamos para obtener algo del otro que no creemos poder obtener pidiéndolo directamente y de manera voluntaria.

Podemos conseguir que alguien se comporte de la manera que queremos mediante la intimidación (Perseguidor) o actuando como si fuéramos su Victima (para enganchar a su Salvador).

 También se puede obtener una patada en vez de conseguir lo que quieres de la otra persona. Sin embargo, conseguir lo que queremos de la otra persona suele tener también un coste . Por ejemplo, si usted intimida a alguien para que haga su tarea, podrá obtener el beneficio de no hacer la tarea y sentirse bien porque tiene lo que quería. La persona a la que ha intimidado, sin embargo, hará la tarea pero sentirá resentimiento hacia usted. El riesgo es que se guarde este resentimiento para usarlo en la próxima ocasión o para sabotear el trabajo o la tarea de alguna manera. Por eso, conseguir lo que quieres de otras personas usando el Triángulo Dramático puede ser gratificante en el corto plazo pero en el largo plazo, por lo general, hay un coste superior al beneficio.

Resolver las cosas a través del Triángulo de Dramático, la mayoría de las veces,  le ofrecerá una solución disfuncional. Por ejemplo, en el lugar de trabajo si un Jefe intenta conseguir que se realice un trabajo mediante el acoso o intimidación al empleado, a partir de ahí puede encontrase con dos energías enfocadas a una lucha de poder, en lugar de enfocarse en la tarea en sí. Peor aún, la tarea en sí misma puede convertirse en una herramienta para frustrar uno al otro. 

Los intercambios de energía: vasos comunicantes

Cuando alguien controla el comportamiento de otra persona a través del Triángulo Dramático, refuerza su propia energía de alguna manera, mientras que la otra persona se siente agotada. Por ejemplo desde el rol de Salvador ¿No ha sentido un subidón de energía cuando siente que ha resuelto el problema de otro? ¿Alguna vez se siente más seguro y más fuerte en su relación, ya que han obligado a su pareja a hacer algo para "probar" su amor por usted ? ¿Alguna vez llamó la atención de las personas actuando de manera distante? Si es así, entonces usted ha utilizado el Triángulo Dramático para obtener que la energía de otras personas que fluya hacia usted. En la regata Oxford-Cambridge, los dos equipos de remo gastan aproximadamente la misma cantidad de energía física con el fin de cruzar la línea. Sin embargo, los ganadores se sienten energizados y triunfantes, los perdedores agotados y exhaustos. Sucede lo mismo en el Triángulo Dramático. Una persona se siente con energía, el otro se siente agotado.

En cualquier intercambio Triángulo Dramático hay un "ganador" y un "perdedor". Aunque a la larga todos van intercambiar el éxito.

Jugar en el Triángulo Dramático puede ser potencialmente adictivo. Las personas que utilizan los diferentes roles pueden tener una descarga de adrenalina o una sensación de sentirse bien consigo mismos porque han hecho que otra persona haga o sienta lo que quería. Esto puede ser usado como un medio de evitar malos sentimientos acerca de sí mismos.

¿Cómo se aprende el rol? 

Las personas actuamos en roles diferentes en momentos diferentes. En general, sin embargo, cada uno tiende a interpretar su papel favorito más frecuentemente que los demás. Cada persona tiene un rol "base".

Cada uno de nuestros padres ha tenido una tendencia a actuar en uno de los roles con más frecuencia que los otros. Como niños, si fuimos expuestos a una figura paternal que actúaba en un papel básicamente existen muchas probabilidades de que hayamos desarrollado una tendencia a desempeñar este rol o su rol reactivo. Estos son los patrones más comunes.

Padre Interrogador - Hijo Distante. El niño se retira y se pone a la defensiva en contra de las preguntas impertinentes de los padres.

Padre Distante - Hijo Interrogador El niño trata de llamar la atención de los padres y reclamar la energía para que fluya hacia él o ella, haciendo preguntas.

Padre Intimidador - Hijo "Pobre de mí" El niño aprende el papel de Víctima en respuesta a la intimidación de los padres. Desde el rol de Victima tratan de que la energía del padre fluya hacia él mediante la obtención de simpatía. El niño desarrolla el papel de Víctima para tratar de evitar ser intimidado.

Padre Víctima – Niños Rescatadores. El niño actúa para tratar de impedir que el padre “sufra más”. El niño trata de mantener al padre Víctima feliz, por lo general, a expensas de sus propias necesidades y deseos.

Padre Salvador - Hijo Salvador. El padre puede optar por poner siempre las necesidades del niño primero a expensas de sus propias necesidades. Pero a veces el padre se derrumba y el niño se siente culpable por ello. El niño puede estar en la posición de cuidador de los padres, que generalmente implica negar sus propias necesidades y deseos.

 ¿Cuál es la alternativa?

La alternativa son las relaciones en las que las personas no están tratando de controlar unos a otros. Si la gente deja de” tratar de controlar”, se enfocaran en encontrar maneras de cooperar unos con otros y trataran de negociar abiertamente con los demás para encontrar soluciones a los problemas. Nuestra energía se consume en el Triángulo de Dramático, por lo que salir de él libera una gran cantidad energía.

Las personas que no están tratando de controlar unos a otros son más propensas a disfrutar de la compañía del otro de tal manera que se siente más relajado y equilibrado. Esto no significa que en casos concretos el triángulo dramático no sea necesario y positivo, por ejemplo, la mayoría de la gente probablemente agradecería encontrar un Salvador si estuvieran ahogándose en un estanque o atrapado en el último piso de una casa en llamas. El objetivo es conocer estos patrones, para que podamos tener más opciones acerca de cómo nos comportamos y cómo hacernos cargo de nosotros mismos. Como he escuchado a Francisco Massó en alguna ocasión: que cada uno pueda ocuparse de su jardín.

Es cierto que en determinadas ocasiones nos es muy difícil reconocer a una verdadera víctima de una Víctima de rol.  Se puede evitar entrar en el juego desde el rol de Salvador, partiendo un concepto de apoyo saludable que implica tener el poder:

 • Puedo Rechazar o negociar. Está bien decir no a la otra persona o pedir a cambio otra cosa que necesito.
• Puedo sentir que está bien dejar a las personas a cargo de sí mismos, incluso cuando esto significa que tendrán que vivir sus propias luchas (y crecer con ellas!)
• Puedo confiar en que las personas desarrollarán sus propias habilidades
• Puedo dar un apoyo saludable de manera gratuita, libre de expectativas de cobro, preocupaciones u otros intereses.
• Puedo apoyar sintiendo que nadie roba energía el uno del otro

 ¿Qué puedo conservar como positivo del Triángulo de Dramático?

Las habilidades que se aprenden en los roles del Triángulo pueden ser útiles para nosotros en nuestras vidas utilizadas de manera distinta. Es decir, si dejamos de usarlas manipulativamente. No es necesario desechar o rechazar las habilidades que hemos aprendido a utilizar en el pasado. Pueden resultar útiles si se utilizan de una forma no dominante.

Si ha aprendido a ser un inquisidor (Perseguidor), por ejemplo, usted será bueno para hacer preguntas y obtener una información de otras personas. Un inquisidor puede ser un buen periodista, ya que estas habilidades son útiles para ese trabajo. Alguien que ha aprendido a asumir el papel de Víctima puede tener una habilidad para la compasión que puede usar de manera positiva y no para el control.

El desafío consiste en orientar las habilidades de cada rol de una manera positiva y no de control. Y no porque tengamos que ser “buenos” sino porque deseamos vivir mejor.

sábado, 16 de junio de 2012

1. Juegos en la empresa: mi empleado, mi amigo

Unable to display content. Adobe Flash is required. 

 

Necesidad de relación y las Hambres de Berne

Como seres humanos somos criaturas con necesidades sociales y relacionales. Cuando nacemos somos totalmente dependientes del cuidado y la interacción de nuestros padres o cuidadores para que nos provean de lo que necesitamos en términos de comida,  calor, protección y  estímulos. Sin embargo, nuestras primeras necesidades de dependencia van más allá de este nivel material. También necesitamos que nuestros cuidadores nos estimulen el cerebro para que podamos desarrollar estructuras para la fijación y la regulación emocional. El bebé es una parte activa de esta relación con los padres y sabe cómo ponerse en contacto e impactar en otras personas. Junto con nuestros padres desarrollamos la estabilidad emocional, un sentido de identidad, el uso del lenguaje y una responsabilidad compartida "historia" o relato acerca de cómo nos vemos a nosotros mismos y al mundo. Sin interacción con otros seres humanos, no seríamos capaces de crecer y convertirnos en lo que verdaderamente somos.

 Eric Berne, el fundador de la teoría del Análisis Transaccional, denominó a nuestra necesidad de relaciones como "hambre de relación o de estímulos". Anhelamos relaciones que nos estimulen y nos den la seguridad, la cercanía, el contacto físico y el sexo. La manera más intensa para estar en una relación se denomina intimidad, un proceso en el que ambos individuos están  completamente presentes y abiertos el uno al otro. La intimidad requiere de la espontaneidad y la atención

Esto significa que tenemos que bajar la guardia y realmente escuchar a la otra persona y sentir nuestro propio deseo de ser escuchados. La intimidad no siempre tiene que ser sexual o amorosa. La gente puede estar  en intimidad enojados unos con otros, siempre y cuando estén honestamente y abiertas entre sí y comuniquen su ira desde una posición de respeto por uno mismo y por el otro, es decir de una manera asertiva. Otra forma de describir la intimidad sería pensar en el principio budista de la atención, de estar completamente presente y abierto a lo que sucede aquí y ahora.

La intimidad es muy gratificante, pero también puede ser experimentada como una amenaza abrumadora, esto va a depender de nuestra experiencia infantil de apego.

Hazan y Shaver (1987) vincula los estilos de apego infantil con el apego romántico en las relaciones adultas (seguro, ansioso / ambivalente, evitativo); posteriormente Bartolomé y su equipo (1991) identificó no tres, sino cuatro prototipos de apego: seguro, desdeñoso, pre-ocupado y temeroso. Cientos de estudios han sido publicados después de esta obra fundamental. Sin embargo, hasta la fecha no ha habido prácticamente ningún trabajo que una estos estilos de apego romántico a teoría del Análisis Transaccional de Eric Berne  (1962) con respecto a las cuatro posiciones existenciales de la vida (Yo+ Tú+ Yo+ Tú , Yo-Tú+, Yo - Tú -).

R. Bleau de Universidad de Paisley S. utilizó cuestionarios para identificar el estilo de apego romántico (Griffin y Bartholomew, 1994) y la posición de la vida existencial (Cuestionario posición de vida, desarrollado para los propósitos de este estudio, el alfa de Cronbach = 0,518 a 0,63 en las cuatro sub-escalas) en 98 participantes (70% de respuestas).

Encontró una asociación que une estos aspectos fundamentales de sí mismo ante sus expectativas de los demás, es decir, seguro con Yo+ Tú+, desdeñoso con Yo+ Tú-, pre-ocupado con la Yo- Tú+ y temeroso con Yo - Tú -. (Universidad de Edimburgo. Conferencia anual 2005)

Los seres humanos tendemos a pensar, sentir o actuar afectados por la forma según se desarrollaron nuestras experiencias en la infancia, estas tienden a influir o dominar nuestras experiencias del presente. Por lo tanto, confundimos o distorsionamos el juicio sobre la realidad del aquí y ahora, creando conflictos en nuestras relaciones con las personas con las que estamos teniendo vínculos actuales de intimidad que proceden de los conflictos con nuestras relaciones del pasado.

La mayoría de nosotros aprendemos a protegernos contra la repetición de experiencias desagradables construyendo un estilo de personalidad determinada, un patrón defensivo principal, que desde el Análisis Transaccional se llama "Guión de vida. Estos patrones en nuestra infancia nos permitieron seguir adelante en el mundo  y mantenernos a salvo. También es importante tener en cuenta aquí que los niños experimentan la pérdida de la relación con sus cuidadores - aunque sólo sea brevemente - como una gran amenaza para su supervivencia. Un niño se adaptará de alguna manera a esta amenaza, ya sea siendo más dócil a los estímulos externos  o mediante la administración su mundo interno de manera diferente, es decir, negando o reprimiendo sus propias necesidades o vulnerabilidades. Este método de afrontamiento todavía puede utilizarlo automáticamente como adulto para manejar sus actuales conflictos o experiencias en una relación. Esto significa que estos mecanismos aprendidos nos alejan de la intimidad y nos limitan nuestra capacidad de estar presente y disfrutar de nuestro yo y del otro por completo. En algunos casos, esto significa que en realidad nos estamos negando a nosotros mismos lo que nos gustaría o nos gusta a la mayoría, como encontrar a alguien que realmente nos ame como lo que somos verdaderamente.

Berne también se refirió a otras dos "hambres",  el “Hambre de Reconocimiento” y el “Hambre de Estructura”.

Nuestra Hambre de Reconocimiento nos lleva a desear ser visto como lo que realmente somos, a ser respetados y reconocidos como competentes, inteligente, especial, únicos, etc. Los conceptos que, en el Análisis Transaccional, se refieren a caricias, se han escrito y estudiado como "contacto", "unión", "intimidad", "calor", "cuidado amoroso y tierno", "necesidad de pertenecer", "cercanía "," relaciones "," apoyo social "y sí, el amor.

Tanto el hambre de estímulos como la de reconocimiento se alimentan de lo que Berne llamó Caricias, en inglés “strokes” que son  unidades de reconocimiento. Berne propone que no sólo la estimulación positiva (caricias positivas) es necesaria, sino que también la estimulación dolorosa (caricias negativas) podrían ser decisivas para el mantenimiento de la salud. Esta hipótesis es esencial para la teoría de los juegos que postula que las personas aceptan y buscan la estimulación negativa aunque prefieran la estimulación positiva, puesto que lo insoportable es no tener ningún tipo de caricia, al fin y al cabo la caricia negativa satisface el hambre de relación, de de reconocimiento y de estructuración del tiempo. 

Nuestra “Hambre de Estructura” se refiere al hecho de que nuestros cerebros están construidos para crear una estructura a partir del caos. Nosotros organizamos nuestras percepciones en patrones para poderlos identificar rápidamente y poderlos manipular en nuestra imaginación o de la vida real. También creamos la estructura de nuestras relaciones, en función de nuestro Guión de Vida, del que ya trataremos en otra ocasión.

Las tres hambres están relacionadas. Si nos falta una de ellos, a menudo, si podemos,  lo compensaremos con otra o las otras dos. Si no tenemos satisfecha el hambre de relación, podemos  luchar más y más por el reconocimiento profesional o económico, o podríamos compensar la falta de relaciones por un exceso en la estructuración de nuestras vidas, asegurándonos de mantenernos ocupados con todo tipo de cosas para no sentir nada y sobre todo no sentirme solo o sola.

martes, 12 de junio de 2012

Éiriú Eolas: control del estres mediante la respiración





El programa Éiriú Eolas para el control del estrés, la sanación y el rejuvenecimiento, es el renacimiento moderno de un antiguo programa de respiración y de meditación que está siendo aclamado en todo el mundo como LA HERRAMIENTA que le ayudará a:
  1. Relajarse del estrés de la vida cotidiana
  2. Procesar suavemente traumas emocionales y psicológicos pasados
  3. Liberar emociones reprimidas y bloqueos mentales
  4. Rejuvenecer y desintoxicar el cuerpo y la mente
En la link siguiente podéis encontrar todo el programa online

http://es.eiriu-eolas.org/online-version/

jueves, 7 de junio de 2012

Ciclo de la violencia en el alcohólico



El alcohólico puede enviar signos de que está arrepentido de su última diatriba con la bebida y mostrarse como Victima de sus remordimientos , y de repente cambiar y empezar a amenazar, enojarse, perseguir y culpar  en su rol de Perseguidor, luego se deslizará rápidamente al papel de Salvador  "demasiado bueno para ser verdad "y prometer que todo va a ser diferente esta vez , esto lo hará justo antes de volver a convertirse en la Víctima desconsolada  de nuevo y así comenzar el ciclo otra vez.


El círculo alrededor del triángulo representa el "proceso completo" por el que pasa el comportamiento agresivo del alcohólico. Una cosa que el modelo anterior no representa es  que la violencia empeora progresivamente cada vez.

La línea ondulada debajo del triángulo representa la naturaleza continua y predecible de la violencia en una relación violenta:

1-Representa el arrepentimiento d la Víctima que se menciona en el ejemplo anterior.
2 -Acumulación de tensión.
3 -Acciones verbales, emocionales, física del  Perseguidor enojado, en rol de acusador. Descarga de tensión.
4 -Y en el "demasiado bueno para ser verdad" en el que el alcoholico se convierte en el Salvador que se compromete a compensar por la transgresión y que nunca más vuelva a suceder.
1-Ahora, de vuelta a la "Víctima " que su diálogo interno le causa una acumulación de tensión y le impulsa a iniciar todo el ciclo.

Este ciclo también lo encontramos en las relaciones violentas intrafamiliares.


Resumen Nacidos para Triunfar


Este es un resumen que he preparado porque me parece una lectura no solo interesante sino beneficiosa. El libro en su versión original es como figura en el titulo cuyas autoras son Muriel James y Dorothy Jongeward. Ambas discípulas de Eric BERNE.
Cuando conozco algo hermoso me gusta compartir con otras personas por ello es que he preparado estos resúmenes aun cuando mi Maestro el Dr. Rafael Junchaya me tilda de salvador y que tengo un padre nutritivo muy grande. En todo caso es algo que yo quise hacer.


JULIO SILVA CRUZ



domingo, 3 de junio de 2012

"El bienestar como logro de la psicoterapia" - Rafael Junchaya


Parte 1: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=bC-IbrRW_hY
Parte 2: http://www.youtube.com/watch?v=X05Z73_I86w&feature=relmfu
Parte 3: http://www.youtube.com/watch?v=kCD9dnV2Vi8&feature=relmfu
Parte 4: http://www.youtube.com/watch?v=51y3VTdbQK4&feature=relmfu

IX Congreso Latinoamericano de Psicoterapia, ponencia del domingo 13 de septiembre del 2009. "El bienestar como logro de la psicoterapia" - Rafael Junchaya

El Dr. Rafael Junchaya Gómez es pionero e impulsor del Análisis Transaccional en el Perú, médico psiquiatra, psicoterapeuta, miembro didacta (formador) de la Asociación Latinoamericana de Análisis Transaccional (ALAT). Director fundador de COPERAT

Enlaces facilitados por: Favio Vega http://docenciaenpsiquiatria.blogspot.com.es/

sábado, 2 de junio de 2012

La adicción y el poder del Niño


El estado del yo Niño es nuestra  "primera posición".  Esto significa que en nuestro estado del yo Niño es donde se ubicada nuestra red de deseos ... nuestras necesidades ... y nuestros sentimientos.

De acuerdo con el Análisis Transaccional, hay tres hambres primarias, también conocidos como  "necesidades", que impulsan nuestro comportamiento ...
  • El hambre Estructura - La necesidad de estructurar nuestro tiempo de una manera que nos ayuda a cumplir las siguientes dos hambres.
  • El hambre de estímulo - Caricias / Emoción
  • El hambre de posición - validación o confirmación de nuestra posición existencial (no Ok. .. Ok)
Recuerde que los niños son por naturaleza impulsivos, aventureros, curiosos y creativos ... y ellos quieren lo que quieren cuando lo quieren.

Estas tres hambres son fáciles de observar en el niño pequeño cuando no se adhieren a su horario, se aburren, o no reciben suficiente atención positiva o aprobación. Los niños que no cubren estas necesidades sufren el dolor original de abandono  algo que ocurre frecuentemente en familias disfuncionales.

Es lógico pues que sea el estado del yo Niño la parte de nosotros que se vuelve adicta a diversos objetos y actividades. Cuando esta red neuronal se activa, o "toma del poder ejecutivo", nos experimentamos a nosotros mismos y al mundo a través de esa parte.

Cuando es el  Niño el que conduce nuestra vida causa mucho dolor ... Los niños no deben estar a cargo de la vida de un adulto.

¿Qué plan de comidas diarias se imagina que elegiría un niño si fuera por ellos?

    Dulces, refrescos, helados, pizza y pastel ... o
    Carne, patatas, verduras, leche y pastel de postre

Ahora imagine a su Niño Interior haciéndo la compra ... ¿de qué se llenaría sus armarios y la nevera? Los niños tienen poco o ningún control de los impulsos ... por eso necesitamos unos sanos Estados del Yo Padres. Es el estado del yo Padre el que nos mantiene fuera de los problemas que el Niño al mando podría ocasionarnos.

Si alguna vez ha determinado que va a seguir una dieta adecuada o va a comenzar un programa de ejercicios pero después no llevó adelante seguro que experimentó esa voz interna que empezó a castigarle por no hacerlo, es la voz interna del Padre.

Puede usted imaginar en qué Estado del Yo residen los malos hábitos y adicciones? Así es ... y cuando el Niño se hace cargo de "conducir el autobús" de nuestra vida nos dirige hacia un crash. Y si nuestro Padre y el estado yo Adulto se limitan a estar en la parte trasera del autobús - agárrate fuerte!


En su ensayo "The Ego Factors in Surrender in Alcoholism" el Dr. Harry Tiebout utiliza el termino "Su Majestad el Bebé"para describir un rasgo distintivo en la personalidad de alguien que sufre de alcoholismo.



Tom Cunningham más tarde acuñó el término "Baby King"  para describir esta característica que se encuentra en personas que sufren de adicciones de otros tipos también.

Es el rey o la reina bebé - niño mimado conocido - juega juegos de adicción. Su / su lema es "Yo quiero lo que quiero cuando lo quiero ... y lo quiero ahora!"

El hambre de estructura debe ser regulada por el Estado del Yo Adulto, en consulta con el estado del yo Padre como el experto en nutrición, crecimiento y protección.

La estructura de un estilo de vida adictivo es bien conocida por aquellos que ahora están viviendo de acuerdo con un nuevo estilo de vida saludable  a menudo referido como de recuperación.

Un primer paso importante en la superación de cualquier hábito y de la adicción es cambiar de "Lugar, compañeros de juegos y juguetes" que estan asociados al hábito. Algunas personas creen que esto significa renunciar a los amigos y esto no es cierto.

Un buen amigo apoyará su recuperación sin importar si esto le va a suponer un problema para si mismo ... un falso amigo va a tratar de impedirlo porque la miseria ama la compañía.

Es muy importante cambiar todo lo que en su vida que está directamente vinculado a la adicción - ya sea la nicotina, la comida, el juego, trabajo, etc - Por lo menos hasta que su cerebro haya tenido tiempo para adaptarse a un nuevo estilo de vida.

Si no le da tiempo a su cerebro para protegerse y separarse de la asociacines que ha hecho en los últimos años para apoyar a sus hábitos y adicciones entonces el cambio no es probable que continúe.

Punto clave: Para que el cerebro se adapte a un nuevo estilo de vida, es necesario que haya un nuevo estilo de vida.

La estructura de un estilo de vida nuevo y saludable requiere de la activación del Padre y el estado del yo Adulto. No es tarea fácil. A los Niños que se les ha dado demasiado poder no renuncian a ese poder fácilmente.

El Adulto  tiene que hacerse cargo de "conducir el autobús" - El Adulto es el mejor para tomar las decisiones y solucionar los problemas. Este trabajo se había dejado exclusivamente al Pequeño Profesor , que creativamente utiliza su poder de intuición para manipular y para salir de apuros.

Desde la segunda posición ,  el Adulto necesitará  consultar con el El estado del yo Padre, la tercera posición , acerca de cosas tales como ...

    Una dieta adecuada, ejercicio, sueño
    Horario diario
    Comportamiento correcto
    Espiritualidad y los valores
    Necesidades de higiene -las relaciones, redes de apoyo
    Listas de tareas
    Las actividades de recuperación y educación
    Etc.

El Adulto estructura el plan en conjunto y lo aplica. Si usted espera hasta que "le de la gana", entonces nunca va a pasar ... sus sentimientos vienen del Niño que está en primera posición .


Ejercicio Estados del Yo




Haz clic en la imagen para ver o descargar el ejercicio