domingo, 17 de abril de 2016

Relaciones no conscientes, relaciones de influencia: Juegos Psicológicos, Parasitismo y Simbiósis


Los tres modos de relación no conscientes son:
Juegos Psicológicos
Relaciones Parásita
La relación simbiótica.
        
Los restantes modos serían conscientes:
·         Juegos de poder
·         Relación contractual

Juegos psicológicos

Eric Berne que hizo el análisis de los juegos psicológicos los definió como el intercambio de estímulos entre dos o mas personas que se da en dos niveles, un nivel aparente,"social", y un nivel oculto "psicológico". Cada nivel moviliza a distintos Estados del Yo. El nivel que interesa a los participantes es el  segundo, que es no verbal, "análogo".

Los Juegos Psicológicos se desarrollan a través de transacciones de doble fondo, o transacciones ocultas.

El proceso es: uno presenta un cebo, el otro jugador tiene una debilidad que le lleva a entrar, a esto se le llama "enganche", entonces el primer jugador inicia un cambio de actitud en el diálogo (cambio en el Estado del Yo) y el segundo jugador se lleva una sorpresa ante lo inesperado del giro, o sea: un cambio de rol o de tema.

El juego se aprende en la infancia para obtener algún tipo de atención del entorno, "por falta de una opción mejor."

El Juego se produce a nivel inconsciente, los jugadores obtienen "beneficios" (Caricias) y sus juegos son complementarios.

Claude Steiner (La otra cara del Poder) dice que tenemos varias razones para jugar:

1.- Una forma de saciar erróneamente ("amartano") el hambre de reconocimiento ("ganancia" biológica).
2.- Una forma de estructuración del tiempo que denominamos pasatiempo ("ganancia" social).
3.- Confirmación de una Posición Existencial (actitud ante la vida) equivocada ("ganancia"existencial).
4.- Protección contra el miedo a ser desenmascarado y que se me conozca como soy.
5.- Evitar la intimidad.
6.- Procurar que los otros hagan lo que no quieren hacer.


Relación parasitaria

Desarrollado por Fanita English.. Es una relación complementaria de una persona desde su Estado del Yo Niño tipo "indefenso" o "delincuente" a otra persona con  tipo de pseudo Padre "Ayuda" o "autoridad". La relación es rígida. El primero espera los signos de reconocimiento de a su Niño y el segundo espera lo mismo hacia su estado "Padre" y cada uno obtiene lo que andan buscando.

Esta relación también se origina en la infancia y se lleva a cabo fuera del ámbito de la conciencia. Las personas obtuvieron señales de reconocimiento por sus emociones y sus comportamientos no auténticos, mientras que sus sentimientos y comportamientos auténticos y espontáneos molestaron y fueron reprimidos.

La relación parásita da la impresión de una caricatura. Es como si las personas hicieran un teatro. Su discurso suena falso.  Sin embargo, ellos lo perciben como genuino y se sienten dañados si dudamos de su sinceridad. Los signos de reconocimiento que obtienen no alimentan realmente su corazón. La relación es estereotipada. El proceso lleva a que uno de los dos se cansa y empieza a enviar señales al otro de querer acabar este tipo de relación. El anunciar a la otra parte que va a ser privado de su fuente de reconocimiento de señales es el "Switch", el giro dramático, que ocurre también acompañado de un cambio de Estado del Yo.

Cuando la relación parasitaria funciona, las transacciones son simples y paralelas, que van desde el Niño al Pseudo Padre y vice versa. Las personas que buscan este tipo de relación se encuentran cono gran facilidad.

La relación simbiótica:

Este es el tercer modelo de relación de influencia.  Cada socio de la relación actúa con determinados Estados del Yo: uno está en el Niño; en el otro, es el Adulto y el Padre.

Para solicitar la simbiosis, se utiliza una transacción angular desde el Niño, con un estímulo a nivel social de Niño-Adulto y a nivel psicológico un estímulo de Niño-Padre.

        Para ofrecer la simbiosis,  se ofrece un estímulo de doble mensaje Adulto-Niño a nivel social y Padre-Niño a nivel psicologico.

Si el nivel psicológico se ignora, el tipo de relación simbiótica no engancha, si se responde, se produce el enganche.

Petición de simbiosis:

• Voy a necesitar un taxi para ir a la estación, dijo Pedro.

La petición del Niño está implícita. A nivel de estímulo social es Niño-Adulto, la ulterior es una petición para que te hagas responsable de mi necesidad, es un estímulo de Niño a Padre. Seguramente esta ulterior está emitida desde una expresión no verbal adecuada2.

No se crea la simbiosis si el receptor de este mensaje no engancha, o ignora la ulterior, y simplemente contesta:

Si, tu puedes reservarlo ya.

Sin embargo , si responde "No te preocupes, yo ahora te llevo" la simbiosis se ha creado.

Oferta de simbiosis:

A qué hora es tu tren? dice Juana a Pedro que le ha ido a visitar.
A nivel social, Juana pide información sobre una necesidad de Pedro, pero a nivel psicológico, su Padre está ofrecendose a cargar con la responsabilidad de Pedro. La oferta simbiótica puede ser ignorada o aceptada. Imaginemos la siguiente escena  con la aceptación de la oferta

A las 10
        De acuerdo,  yo tengo el tiempo de dejarte en la estación
        No vale la pena
        Si, si no me importa
        En ese caso, estupendo


La característica de estas relaciones simbióticas es la ausencia de petición explícita y la búsqueda de dependencia. La ventaja de la comunicación implícita es que podemos rechazar sin ofenden y sin esperar los agradecimientos.

Estos tres escenarios describen una comunicación no directa, teatral y que busca influencia no consciente y recíproca.

Dejo para otro momento la descripción de las dos formas conscientes de relación:

Juegos de poder
Relación contractual

No hay comentarios: