miércoles, 11 de mayo de 2016

Gestión del tiempo eficaz



Plan de Acción
Se claro en la definición de los objetivos.
Divide las tareas en pasos y haz una tarea después de otra.
Los objetivos deben ser realistas y alcanzables.

Mantén un lista de las cosas que hacer diaria
Mantenla y actualízala diariamente
Mantén la prioridad

Prioriza
La eficiencia y la eficacia no son los mismos. Alguien que trabaja duro y está bien organizado, pero pasa todo su tiempo en tareas sin importancia puede ser eficiente, pero no eficaz. Para ser eficaz, es necesario decidir qué tareas son urgentes e importantes y centrarse en ellas. Esto se llama priorizar. Es importante hacer una lista de las tareas que tienes y ordenar éstas por orden de prioridad, y luego dedicar más tiempo a las tareas más importantes. Esto evita la tendencia natural a concentrarse en las tareas simples, fáciles y permitir demasiadas interrupciones a su trabajo.

Usa un registro de los tiempos y tareas
Escribe cada cosa que tienes que hacer y sus tiempos semanalmente para identificar áreas de tu vida en las que pierdes tiempo y los tiempos en los que eres más productivo. Asigna las tareas más exigentes a tus tiempos más productivos.

Perseverancia
Persevera cuando las cosas no vaya bien. Desarrolla estrategias diarias contra la presión, como hacer ejercicio regularmente, meditación o aquello que te ayude a rebajar la tensión. 
Importante: toma una actitud positiva hacia los errores. Tu aprendes más de los errores que de los aciertos.

Evita la procrastinación
El mejor tiempo para hacer algo es siempre AHORA: ponerte en acción genera la energía para futuras acciones. 
Es importante que enfrentes 'Tu miedo de hacer las cosas' que no quieres hacer y darte cuenta que el miedo es a menudo mucho peor que cualquier posible resultado negativo. Trata de tomar decisiones inmediatamente cuando sea posible y cuando no es necesario reunir más información pertinente para la decisión. 
Organiza tu trabajo por tareas. 
Recompensate por tareas acabadas y objetivos conseguidos.

Tomate descansos
Tomate un pequeño descanso cada hora y muévete. Si trabajas con el ordenador, vete a descansar tu vista y tu mente unos minutos.

Crea hábitos
Intenta hacer las mismas tareas a la misma hora y en el mismo lugar cada día.

Evita las distracciones y las interrupciones
Mantén tu área de trabajo ordenada. Te evitará perder el tiempo buscando cosas fuera de su sitio.
Señala las veces que será adecuado para ti mirar el correo y ponlas con un horario concreto. No lo mires fuera de ese horario.

Revisa tus progresos
Comprueba que el plan sigue siendo adecuado.
Busca diferentes alternativas para alcanzar los objetivos.

Elabora un plan de contingencia

No hay comentarios: