domingo, 23 de octubre de 2016

Los 10 mandamientos para padres de adolescentes


1. La adolescencia es una etapa de cambio tanto para mí como para mi hijo/a adolescente, lo aceptaré como parte del proceso de la vida y estaré abierto/a al aprendizaje. Es una etapa que termina en unos cinco años y que nos hará crecer a ambos.

2. No me sentiré culpable por el conflicto inevitable que surja en esta etapa, abordaré esta nueva etapa como un camino hacia la inteligencia emocional que me ayudará y le ayudará  a superar la frustración y confusión que se genera en esta etapa.

3. Las conductas verbales o no verbales negativas, desafiantes y de rechazo que sin duda recibiré por parte de mi hijo/a adolescente no las tomaré como nada personal. Las aceptaré como las herramientas toscas que utiliza para experimentar (dentro de la zona protegida del amor incondicional de sus padres) en su búsqueda de su individualidad e identidad.

4. Solo utilizaré el poder por arriba del Padre Crítico en asuntos  fundamentales: peligro real para él o para los demás ( violencia, salud o riesgo para su vida). En estas normas fundamentales habrá un acuerdo previo entre los dos padres. Estas normas y/o valores fundamentales serán coherentes nuestras conductas como padres.

5. Aprenderé a negociar los comportamientos que necesito (limpieza y salud, rendimiento escolar, responsabilidad de tareas, tiempo libre, etc).  Negociando también las consecuencias en caso de no cumplimiento. Importante que el/ella sienta que su aportación al acuerdo es importante y respetada y que ha conseguido algo en esa negociación.

6. No esperaré una conducta madura y de adulto de la que adolece todavía. El adolescente necesita enfrentarse al riesgo: aprender con el fracaso (resistencia a la frustración) y reforzarse con sus éxitos. Por tanto , daré cierto margen y flexibilidad a los acuerdos.

7. Errores que evitaré:
     a) Utilizar acusaciones, atribuciones negativas o reproches.
     b) Negociar cuando estoy enfadado
     c) Sacar experiencias o actitudes del pasado en las negociaciones
     d) Adivinar el pensamiento
     e) Interrumpirle (no lo haré aunque tenga  super claro lo que me va a decir)
     8. Practicaré  con el adolescente una comunicación de Adulto a Adulto. Hacer preguntas en lugar de dar órdenes. Manejaré datos en vez de opiniones, etc.  Utilizaré y practicaré técnicas asertivas (disco rayado, banco de niebla, aplazamiento asertivo, claudicación simulada, etc) durante los conflictos.

9. Evitaré los Estados del Yo negativos: Padre Crítico Negativo, Padre Nutritivo Negativo y Niño Adaptado Negativo (Tanto el Sumiso como el Rebelde)

10. Estos 10 mandamientos se cierran en dos: amaré a mi hijo/a como a mí mismo y por tanto evitaré luchas de poder con él/ella y las neutralizaré si él/ella decide retarme a ello.