miércoles, 12 de noviembre de 2014

Emociones y decisiones


Hola de nuevo a todos los que me visitáis y a los que fielmente seguís acudiendo en busca de nuevos posts, a pesar de que llevo bastante tiempo sin alimentar este Blog. Gracias por seguir ahí..

Reanudo mis post y me gustara que, en éste primero de mi segunda etapa, los transaccionalistas me enviarais vuestros comentarios desde la perspectiva del AT sobre el tema expuesto. Será un placer recibirlos.  Y ahora si, el post:


Emociones y decisiones


Un estudio realizado en la Universidad de Toronto y de la Universidad de Yale concluyo que las personas tienen más dificultades para rechazar una posible cita indeseable cuando  se puede producir realmente que cuando la imaginan hipotéticamente.

Dos experimentos similares descubrieron que las personas que en una situación hipotética rechazarían tener una cita con personas que no responden a su ideal, no lo hacen cuando la situación es real. En uno de los experimentos, las personas con las que se iban a citar el grupo de estudio eran físicamente poco atractivas, y en el segundo experimento, las personas eran no deseables en base a sus hábitos y rasgos de personalidad.  En ambos estudios, los participantes que aceptaron la cita con la persona no deseada aludieron motivos como no querer ser cruel o hiriente, lo que sugiere que las personas pueden ser más consideradas de lo que se dicen a sí mismos.

 "A través de dos estudios, se encontró que las personas tienen más probabilidades de citarse con otras personas de lo que en realidad ellos piensan que estarían dispuestos hipotéticamente, y en particular para las citas que no cumplen con sus normas. La gente mantienen sus ideas previas cuando toman la decisión porque nos preocupamos por los demás y no nos gusta a rechazar a las personas." dice Samantha Joel de la Universidad de Yale que participó en el estudio.

 Los investigadores dividieron a los participantes en cuatro grupos.  A uno se le dijo que imaginaran una cita potencial con alguien no atractivo, a otro grupo se le dijo que la persona de la cita poco atractiva estaba en la habitación de al lado. Al tercer grupo se le dijo que imaginaran una posible cita con alguien cuyos rasgos de personalidad eran incompatibles con los suyos y al cuarto grupo se les dijo que su cita con la persona incompatible por sus rasgos de personalidad estaba en la habitación de al lado.

 Sólo el 16 por ciento del grupo que imaginaron la cita hipotéticamente poco atractivo, dijo que podrían quedar con esa persona, mientras que el 37 por ciento de los que se les dijo que la persona estaba en la habitación de al lado aceptaron conocer a la persona.

 Luego, los investigadores analizaron los grupos a  los que a los participantes se les dijo que la personalidad de la cita potencial era incompatible con la de ellos y encontraron un resultado similar.
El grupo que se le dijo que la persona de su cita era incompatible pero estaba en la habitación de al lado acepto la cita un 28 por ciento más que el grupo cuyos participantes sabían que su cita era puramente ficticia.

 De acuerdo con el becario postdoctoral Paul Rand de Yale y uno de los autores del estudio Rimma Teper, la discrepancia entre las citas hipotéticas y reales muestra que las decisiones hipotéticas no predicen necesariamente los resultados en situaciones similares, pero reales.

 Después de que los participantes tomaran sus decisiones de contactar con las posibles citas, contestaron un cuestionario acerca de su razonamiento.  "No somos conscientes de lo importante que van a ser nuestras emociones en nuestras decisiones", dijo Teper.  "Cuando estás inmerso en una situación, las emociones que surgen son por lo general emociones muy poderosas que pueden desviar tu decisión hacia una dirección diferente a la que habrías imaginado."

 Susan Ríos, subdirector del Centro de Yale para la Inteligencia Emocional, que no participó en el estudio, dijo que "estaba contento con los resultados en el sentido de que mostraba la compasión en los seres humanos y la toma en consideración de la otra persona y sus sentimientos, cuando se toman decisiones "Agregó que los resultados de este estudio sugieren una visión positiva de la naturaleza humana. Los seres humanos son inherentemente sociales y se preocupan por los sentimientos de los demás."

 "Siempre es bueno que los resultados de los estudios pinten un panorama más optimista de la humanidad de lo que estamos acostumbrados normalmente", dijo Teper, quien agregó que las personas a menudo subestiman cómo sus emociones les conducen a las acciones pro-sociales.
 Por desgracia,  en las relaciones no siempre pueden ser buenas estas tendencias pro-sociales.  Samantha Joel explicó que se podría llegar a dañar a otros en el largo plazo.

 "Cuando se trata de aceptar o rechazar una cita, es exactamente el momento para ser egoísta porque eso es lo mejor para el interés de la otra persona", dijo Joel. "No hacerle perder su tiempo, puesto que pueden encontrar a alguien que esté realmente interesado en ellos o que puedan estar libres para encontrar a alguien que se adapte a sus ideas."

 De acuerdo con la Asociación Americana de Psicología, el 45 por ciento de los matrimonios terminan en divorcio.




miércoles, 3 de julio de 2013

LIBRO BLANCO DEL ANÁLISIS TRANSACCIONAL EN ESPAÑA

Excelente trabajo que de forma altruista un equipo de profesionales de diversos sectores han realizado con el fin de dibujar la situación actual del AT en España y de promover su desarrollo y consolidación. Puedes descargarlo en el siguiente enlace:
  https://dl.dropboxusercontent.com/u/5197843/LIBRO%20BLANCO%20DEL%20ANALISIS%20TRANSACCIONAL%20EN%20ESPA%C3%91A.pdf

Desde aquí mi agradecimiento a todas las personas que desinteresadamente trabajan para mejorar el desarrollo personal y la comunicación con los demás.