domingo, 10 de abril de 2011

Simbiosis


Jeanne, heroína de Una vida ( Guy de Maupassant) , recibe regularmente de su hijo este tipo de carta:

Mi pobre madre, no me queda más que volarme los sesos si usted no viene a mi rescate (...) Tengo 85.000 francos. Es la deshonra si no pago, la ruina, incapaz de hacer nada ahora. Estoy perdido.  Te repito, voy a volarme la cabeza antes que sobrevivir a esta verguenza. (...) Te abrazo desde el corazón, puede ser que sea para siempre. Adiós. Paul ". El Barón hipoteca unas tierras para obtener el dinero que envió a Pablo. El joven respondió con  tres entusiastas cartas de agradecimiento .

Usted puede haber notado que en esta carta el hijo no hace ninguna petición clara y directa. Sin embargo, su madre y su abuelo entienden muy bien en lo que tienen que ayudar. En estas condiciones, solo será cuestión de tiempo antes de que reciban la siguiente carta de la misma calaña ... Veamos por qué.


¿Cuál es la simbiosis?

Este concepto fue desarrollado en el curso de 1970 por Aaron y Jacqui Schiff.  Esta sería la definición; "cuando dos personas se comportan como si juntas ellas fueran una sola persona completa". Esto es lo que se llama a veces en otro marco de referencia la relación simbiótica. Por "juntos como si fueran una sola persona completa", significa que uno se hace cargo de las necesidades de la otra persona, de modo que, en una situación determinada, habrá dos "jugadores" en en lugar de uno.

La característica de esta relación es que ninguna de las dos personas utiliza sus tres Estados del Yo.

3 + 3 = 3

Debe observarse inmediatamente que la simbiosis no es sinónimo de la patología! Y por felizmente: como tal se considera a un momento intenso de una relación amorosa y esto nos puede en un momento dado hacer nadar en la felicidad ..

Sin embargo, en la medida en que necesito al otro para "formar una persona completa", puede ser útil saber cuál es mi posición en relación con los otros (cónyuge, hijos, compañeros de trabajo ...).

Ejemplos:

·         "Nunca me encargo de las cuentas, es mi marido el que lo hace" en este aspecto la mujer delega todo el poder en su marido para una tarea que probablemente podría hacer ella misma, ella es aquí dependiente. Es probable que si su marido no lo hace nadie lo haga. Esta situación es muy común, pero también puede ser desencadenante de un juego de poder o un problema en caso de separación.

·         Colegas: "El jefe me dio un archivo inmanejable", "Dejar, yo lo haré". Aquí, sin pedir directamente, el primero muestra la necesidad al segundo de que le hagan su trabajo. Después de un par de veces, el primero puede finalmente preguntarse que es lo que él está aportando en su puesto de trabajo por ejemplo, y la segunda persona podría poner en tela de juicio la utilidad que obtiene por hacer el trabajo de su colega.

En estos dos ejemplos, de hecho hay dos "intervinientes" en lugar de uno. Nos damos cuenta de la responsabilidad que elude la persona dependiente y el beneficio que se deriva al hacerse cargo el otro. Sin embargo, la relación es de dos vías: entonces que es lo que la persona que asume la carga del dependiente necesita del otro para ser una "persona completa", puesto que a simple vista, muestra ser independiente?

Por muchas razones: en primer lugar, el marido, al asumir el cuidado de las cuentas, puede que evite con ello ser reclamado para otras tareas menos deseadas para él como las tareas de la casa que su esposa realiza sola. O él puede pensar que al hacerse útil, incluso esencial a los ojos de su esposa. haciendo las cuentas, incluso también yendo de compras, lavando platos, etc ella no le abandonará. 

En el segundo ejemplo, el colega que "ayuda"  puede que tenga días huecos que no sabe cómo llenar por sí mismo. O bien, desear que todo el mundo sepa que es el que hace todas las tareas importantes para finalmente brillar ante los ojos de su jefe, a expensas de su colega. 


Cómo detectar una relación simbiótica?

No es fácil para los interesados. Un patron de comportamiento nos puede ayudar: cuando uno pide al otro que haga lo que podría hacer por sí mismo - por lo general de una manera indirecta - o cuando uno hace que el otro haga algo que uno podría hacer por sí mismo. Recordaremos que la simbiosis funciona en las dos direcciones.

Ejemplo:

·         "Hay que ir a buscar a la pequeña después de su deporte", dijo una madre a su marido. Si analizamos la oración es en el sentido estricto de la transmisión de la información, en realidad se trata de una petición indirecta de la señora M. al Señor M. para ir a buscar a su hija. (diferencia entre el nivel social y el nivel psicológico de las transacciones ocultas).

La simbiosis tiene una simple lógica interaccional que el ejemplo de Jeanne demuestra claramente. El hijo espera el dinero de su madre y su madre se lo da. Y no hay duda que ella lo hará así cada vez él se lo solicite de mismo modo. En estas circunstancias, ¿por qué pararía el hijo de pedir a su madre? Y si él confía en que su madre se hará cargo de él para que va a pensar en otra solución, ya que no tiene la necesidad? Por su parte, si su madre no se le dice que ella va directamente a la ruina, el hijo no tiene, una vez más, razón para parar. Es un círculo que es auto-sostenible.




Conclusión :

·         A las peticiones hechas de una manera indirecta se le llaman "invitaciones simbióticas ", invitan a la simbiosis: el otro puede aceptar y hacerse cargo, ignorar o reformularlas para asegurar que la petición se haga explícita (para sacar al nivel social el mensaje oculto).

No hay comentarios: