viernes, 29 de abril de 2011

"EL ICEBERG", PARTE I – EL NIÑO ABANDONADO

Este es un modelo de la adicción, la codependencia, y el abandono en la infancia que llamamamos el "Iceberg" y que ha evolucionado en los últimos 20 años. Se usa para explicar y explorar conceptos abstractos tales como ...

• El abandono, la vergüenza y el desprecio
• El desarrollo de los "falsos autónomos"
• La recuperación de la "verdad del Ser"

Tomeló como un modelo general ... a medida que lea concentrese en su propia infancia, busque las similitudes e ignore las diferencias.

ANTES DE COMENZAR


• Esta presentación NO se trata de culpar a nuestros padres - se trata del volver a lo que pasó para que podamos sanar el dolor original, detener el ciclo, y vivir una vida más feliz.
• Los padres hacen lo mejor que puede - De hecho, por lo general se esfuerzan en asegurar para sus hijos  "que tenga algo mejor que yo"
• Sus padres fueron criados por sus padres ... que fueron criados por sus padres ... y así sucesivamente. Los padres no pueden dar mucho más de lo que se han dado a sí mismos , sólo responden a sus redes neuronales, como usted lo hace antes de cambiarlas.
• Si usted es un padre - por favor, mientras usted lee esto tratate de centrarse tanto en la experiencia de su propia infancia como en la experiencia de sus propios hijos - y sepa que usted puede hacer cambios en las redes de la experiencia de su niñez!

MODELO ICEBERG, PARTE I


El modelo Iceberg se utiliza para explicar las cosas que le suceden a personas que no han podido, por una razón u otra, cubrir sus necesidades de dependencia  (apego sano) y el impacto que esto puede tener en su vida y su búsqueda de la felicidad.

El Iceberg representa un ser humano. La línea de flotación representa la línea divisoria entre lo que está en nuestra mente consciente - sobre el agua ... y lo que está en nuestra mente subconsciente - debajo de la superficie. Cuanto más profundo por abajo de la superficie , más profundidad habrá en nuestra mente subconsciente. (Vea el diagrama a continuación)



ABANDONO

Necesidades de dependencia


Los niños que satisfacen plenamente sus necesidades de dependencia , de forma regular, prosperan, florecen y crecen a un ritmo saludable.

En el peor de los casos, los niños que no tienen satisfechas sus necesidades de dependencia experimentarán un fracaso para crecer y muchos se mueren de abandono emocional (Muerte del Hospicio).

Vamos a usar la analogía de un tanque de gas emocional - si nuestras necesidades se satisfacen plenamente se sentirá lleno, satisfecho, contento, feliz. Si no conseguimos satisfacer nuestras necesidades todos lo que sentiremos será un gran vacío en el interior.

Siguiéndo la analogía de Berne hablaríamos de la batería llena de caricias positivas que nos permitirá funcionar en positivo o cuando no tenemos opción a las positivas tendremos que asegurarnos las negativas.
Este vacío se puede describir de muchas maneras - un agujero negro, un vacío, un hueco, un dolor, un deseo insatisfecho, etc. Supongamos que nuestras necesidades se fueron satisfechas en un 50%. Podemos sentirnos medio llenos, pero falta algo y todavía se siente un dolor interno.

Estas son las heridas emocionales - el dolor original que proviene del abandono de las necesidades de dependencia de la infancia.

Una vez más, no suele ser una cuestión de si nuestros padres nos amaron, o incluso si lo hicieron todo lo mejor que pudieron.

Muchas personas se atascan en este punto diciendo ... "¿Por qué regresar y hurgar en todo eso? Ellos hicieron lo mejor que podía y además ... No se puede cambiar el pasado."

A esas personas les invito a seguir leyendo. Esta página le mostrará qué es importante para "desenterrar todo eso". Baste decir aquí que la asignación de culpa no es la razón ni el objetivo al volver a esta época.

Los niños aún no han desarrollado las habilidades necesarias para lidiar efectivamente con el dolor emocional. Parece que pueden manejar un brazo roto mejor que un corazón roto. Utilizan pues, un mecanismo de defensa llamado represión para enterrar la herida emocional profundamente e ignorarla en la mente subconsciente (vea el iceberg a continuación).


El alcance de la heridas puede ser leve, moderada o severa ... dependiendo de la magnitud del abandono.
Los casos leves a moderados de las heridas provienen de situaciones en las que el niño no puede - total o consistentemente – satisfacer dependencia emocional necesidades.

Puede haber pocos signos evidentes de disfunción familiar o abuso - Por ejemplo, puede ser que uno o ambos padres son capaces de dar una cantidad razonable de tiempo, atención y protección, pero parecen incapaces de expresar el afecto. Las palabras "Te quiero" pueden ser escasas de escuchar en esta familia.

La falta de abrazos, besos, palmadas en la espalda, y otras expresiones de afecto hacen que un niño se pregunte cómo es visto por sus padres, para un niño el afecto es igual a aprobación, en este caso la ausencia de caricias positivas le deja inseguro sobre la aceptación de sus padres.

Otro escenario común de abandono se produce cuando uno de los padres está físicamente ausente la mayor parte del tiempo. Por ejemplo, el padre/ o madre pueden ser "adictos al trabajo" que parece que no pueden dejar de trabajar el tiempo suficiente para pasarlo con su familia.

En estos casos se racionaliza su ausencia (tengo que, hasta que, es necesario para) y rompe sus promesas de estar ahí con el niño de la misma forma que un alcohólico racionaliza su consumo y rompe promesas para detener o controlar mejor su consumo.

El escenario anterior puede conducir a niveles moderados de abandono.

Los casos graves de heridas emocionales vienen de abuso emocional, físico y / o psicológico y el abandono. En estos casos, el hogar se convierte en un lugar peligroso.

Las redes neurales de los niños que crecen en situaciones de abuso tienen que centrarse en la supervivencia - no hay mucho tiempo ni oportunidad de ser un chico normal. Una regla de oro al crecer en una familia disfuncional es que NO está bien pedir directamente lo que se necesita ... ni esperar para conseguirlo ...Cuando lo intenta, es probable que obtenga lo contrario.

Así, estos registros del cerebro y el hacer un seguimiento de los comportamientos que ayudan al niño a obtener lo que necesitan quedan registrados en sus redes neuronales para crear comportamientos que llamamos habilidades de supervivencia . Es una habilidad magnífica del cerebro para adaptarse a su entorno que ayuda a los niños a sobrevivir en un hogar caótico.

Por supuesto, las redes de sobrevivencia que les ayudaron a sobrevivir la infancia, por ejemplo ... " No hables", No pienses ", y " No sientas” ,  junto con la hiper-vigilancia y la dificultad para regular las emociones ... puede interponerse en el camino de la salud emocional, de las relaciones íntimas , y el desempeño laboral en el futuro.

LA VERGÜENZA Y LA IDEALIZACIÓN

Si un niño no se siente seguro, no puede relajarse - Estará siempre en guardia, explorará su entorno para evitar el peligro ... Su nivel de ansiedad será muy alta y tiene que estar en alerta y "en sintonía" con todo lo que sucede a su alrededor.

Si el niño no puede relajarse, no puede jugar. Si no puede jugar afectará a su crecimiento. El juego es cómo los niños aprenden y crecen a lo largo de las líneas normales de desarrollo.

Para sentirse seguro - incluso en un ambiente inseguro - niños muy pequeños utilizan una defensa subconsciente llamada idealización. En otras palabras, los niños pequeños ponen a sus padres en un pedestal, necesitan verlos perfectos, que todo lo saben, que son criaturas semejantes a Dios todopoderoso.

Esto hace que se sientan seguros - "nada me puede pasar, ya que si estoy protegido por una criatura perfecta” y esta divinidad está más allá del reproche o la crítica en la mente inocente de un niño.

Un niño no puede decirse - "Bueno, mi padre tiene un problema con la bebida ... Ese no es de él ... yo no tengo que dejar que eso afecte mi autoestima cuando rompe sus promesas y me grita todo el tiempo. " No, en la mente de un niño surge algo que se parece más a esto - "Si yo fuera un niño mejor mi padre no bebería" ... o, "Si yo fuera un chico mejor mamá no me gritaría tanto" ...o, "por favor papá no te vayas, voy a estar bien!"

Debido a la idealización para los niños pequeños los padres tienen todo el poder y el niño no tiene ninguno. Están totalmente sometidos y comprometidos con los padres. Como resultado, el niño comienza a desarrollar un sentido de imperfección que crece junto con la herida emocional.

Por lo tanto, si el dolor original de abandono es visto como una herida emocional, entonces la vergüenza es una “infección emocional” que pone en la parte superior de la herida ... un poco más cerca de la superficie de la conciencia ... y aún sumergida debajo de ella. (Vea el iceberg a continuación)




Esta infección tiene una voz ... y se hace más fuerte cuando el abandono se acumula. El niño de uno mismo se dice: "Nadie me puede querer" ... "Yo no cuento" ... "¿Qué hay de malo en mí ?"... "Soy estúpido, flojo, indigno de la atención de nadie".

Para los niños menores de 10 o 12 años de edad, estos mensajes son en forma de "sentir-pensar" ... se sienten como que algo anda mal en ellos ... se sienten como que son no-queribles ... todavía no tienen la capacidad de poner estos sentimientos en palabras.

ATAQUES DE VERGUENZA


Los niños mayores de 10 o 12 años de edad están entrando en un período de desarrollo en que empiezan a ser capaces de pensar en términos abstractos ,es decir, son capaces de empezar a poner su experiencia interna en palabras, por tanto, empiezan a escuchar los mensajes de la vergüenza y defectuoso con mayor claridad.

Ahora tienen una consolidada una red de la vergüenza y deficiencia que se conoce como el crítico interno negativo hacia sí mismo. Esta voz interna contiene todas las creencias limitantes, los miedos de abandono, la fisiología, habilidades de afrontamiento y los recuerdos de la vergüenza ...

Esta red ... al igual que cualquier otra red ... se "activa" con los anclajes internos y externos que podrían ser cualquier cosa - una vista, sonido, sensación, olor, ni sabor - cualquier cosa que les recuerda su vergüenza o su defecto.

En casos moderados a graves, el niño puede entonces comenzar a experimentar "ataques vergüenza", donde la red crítica interna o sus diálogos internos críticos desatan un torrente de mensajes negativos.

COSTRA DE DESPRECIO

En un sistema familiar basada en la vergüenza, los mensajes internos de la vergüenza son en realidad confirmados por los padres ...

A veces, las confirmaciones son algo sutil - veladas amenazas de abandono ...mensajes de doble vínculo ... gestos que expresan el desprecio por el niño ... el descuento o la descalificación ... y otras expresiones no verbales de desprecio.

Otras veces, las confirmaciones son declaraciones directas como insultos, menosprecio, maltrato emocional, tales como, "Eres una estúpida, fea, perezosa, grasa, flojo, inútil, etc" "Nadie podría amarte" ... "No puedes hacer nada bien" ... "Nunca llegarás a nada" ...

En el momento en que el niño se convierte en un adolescente con la capacidad de entender que mamá y papá no son las criaturas perfectas de Dios-como alguna vez pensó-, las redes neuronales de la vergüenza y el defecto ya están firmemente establecidas.

Una red de hostilidad hacia uno o ambos padres se empieza a formar. Esto crea un conflicto interno entre sus redes - o "partes de sí mismo" - como una red de cómo ser un buen hijo o hija que siente culpable por sentirse de esa manera hacia la madre y / o el padre ...

Si unimos esto con el hecho de que los adolescentes están en esa época , naturalmente, experimentando la necesidad de rebelarse contra la familia - debido al desarrollo normal de los adolescentes - usted tiene los ingredientes para que aparezca una costra emocional de desprecio por las heridas del abandono y la infección de la vergüenza. (Vea el iceberg continuación)



La costra del desprecio que contiene sentimientos de ira, amargura y resentimiento. Está más cercano a la superficie, por ello la persona es más consciente. Esto se podría resumir como "la vida apesta"” esta red neuronal afecta a toda su experiencia de vida, así como su papel en ella.

Nuestras emociones nos proporcionan "energía para movernos" en una dirección determinada. Los movimientos de la ira, la amargura y el resentimiento contienen una gran cantidad de energía y la energía debe ir a alguna parte ...

INTERNALIZADORAS Y EXTERNALIZADORAS

Hay dos opciones posibles: la energía puede ser dirigida hacia adentro en forma de desprecio de sí mismo ... o hacia fuera como el desprecio por la gente, la sociedad, las figuras de autoridad, el sexo opuesto, Dios o quien está disponible en la calle.

Si tenemos una tendencia al desprecio hacia el interior estamos interiorizando el desprecio. Si somos más propensos a volverlo hacia el exterior hacia los demás estamos externalizando el desprecio.

Cuando hablamos de un Internalizador tiene que ver con el carácter “defectuoso” de uno mismo y el temor al abandono. Esto lleva a la culpa inapropiada y más vergüenza, que a su vez hace más infección emocional.

Cuando hablamos de un Externalizador se trata del estado defectuoso que vemos en los demás y la "injusticia de todo", que conduce a una inadecuada expresión de la ira, amenazas de abandono, y en algunos casos de abuso físico o emocional. Esto también hace que la infección emocional de la vergüenza empeore, la mente consciente puede ser protegida de la realidad, pero a la mente subconsciente no se le escapa nada.

Muchos de nosotros internalizamos el desprecio hasta que no se puede aguantar más y luego lo lanzamos hacia el exterior en un intento de desplazar y ventilar (desahogar).

El externalizador "descarga" su desprecio con el que está cerca, por lo general los que están más cerca. Luego, porque ha lastimado a alguien que ama, dirige de nuevo el desprecio hacia sí mismo con más mensajes basados en la vergüenza, como ... "¡Mira, lo he vuelto a hacer ... He hecho daño a alguien que me importa! Lo he demostrado en esta ocasión ... realmente soy un perdedor!"

Las personas que son principalmente internalizadoras pueden tener problemas con:

• Depresión
• Baja autoestima
• Complace y búsqueda de aprobación
• La falta de límites adecuados
• Tiene dificultad para decir "no" por miedo al abandono
• Y, la falta de un sentido de poder personal

Las personas que son predominantemente externalizadoras tienen menos probabilidades de ser conscientes de su comportamiento y el efecto que tiene sobre los demás ... Ellos tienden a tener problemas con:

• Ira
• El egocentrismo
• Ser descarado y sin culpa - no es su culpa, no lo puede admitir cuando se equivocan
• Intrusión - no respetan los límites de los demás
• Límites rígidos - Usted no puede decir nada
• Anti-dependientes - Proclamando que no necesitan a nadie

Todas estas características son una defensa subconsciente llamado mecanismo reactivo . La reacción es la formación de una conciencia de sobre-compensación por un temor subconsciente de lo contrario - por ejemplo, su necesidad de tener siempre tiene la razón puede ser una defensa contra los miedos profundos de estar siempre equivocado.

Las personas Externalizadoras tienen una tendencia a demostrar lo que Bradshaw llama comportamiento desvergonzado . El comportamiento desvergonzado se ve en las situaciones de abuso cuando el agresor está ejerciendo el control total sobre la víctima como reacción compensatoria a un miedo subconsciente de ser controlado que se expresa en una necesidad consciente de controlar.

Ejemplos extremos de la conducta desvergonzada incluyen el abuso sexual, físico, psicológico y emocional.
Las personas Externalizadoras desvergonzadas desarrollan una gruesa costra de desprecio. En los casos extremos, la persona puede no ser consciente en un nivel consciente que su conducta está mal ... o incluso que es dañino para la víctima.

En un nivel subconsciente el Externalizador no puede escapar de la realidad de su comportamiento o su impacto en los demás, porque la mente subconsciente lo sabe todo.

En otras palabras, a menos que el Externalizador no tenga conciencia - es decir, filtros mentales y redes relacionadas con los valores que prohíben conductas abusivas - su vergüenza, la culpa y el remordimiento siguen acumulándose a pesar de que se ignore en gran medida.

Como la infección de la vergüenza crece, también lo hace su desprecio, junto con la necesidad de externalizar. Esta acumulación de desprecio con el tiempo puede dar lugar a episodios de la violencia y / o comportamientos peligrosos, junto con más abandono.

Continuaremos......


Las parejas de larga duración

No hay comentarios: